Qué ver en Bali: Excursiones por la isla.

IMG_4206

Pese a tratarse de una isla no excesivamente grande, Bali es un destino en el que pasar una semana como mínimo.   La belleza del entorno y cantidad de atractivos es tal, que uno puede pasarse días y días entre arrozales y templos.

Nosotros tomamos como base de operaciones la encantadora población de Ubud, en el interior de la isla. Desde allí, unas veces alquilando moto, y otras contratando un coche con conductor, fuimos descubriendo todo lo que la isla tenía por ofrecernos y tuvimos tiempo de ver.

En moto por Bali

 

Bali es una isla mágica, un lugar al que uno siempre quiere volver. No creo equivocarme si afirmo que es probablemente uno de los mejores sitios que he visitado, si no el que más. Tres años después de recorrer aquella isla, aún viene a mi memoria un muy dulce recuerdo de nuestros días allí.

Bali alberga multitud de templos hinduístas (la religión de la isla), preciosos y verdes arrozales, ceremonias ancestrales, una gastronomía deliciosa, y una gente realmente encantadora… ¿Qué más se puede pedir?

A continuación os exponemos lo que pudimos disfrutar a partir de excursiones desde Ubud durante nuestra estancia en la isla:

GOA GAJAH

Se trata de un templo en el que destaca una cueva cuya entrada está tallada como si fuera la boca de un demonio. En su interior, podemos encontrar figuras de forma fálica apodadas lingam, dedicadas al Dios hinduísta Shiva. Pero lo mejor de Goa Gajah (Cueva del Elefante) es su entorno, cubierto por una densa vegetación y alguna que otra piscina con flores del loto. Se encuentra muy cerca de Ubud, a unos 10 minutos en moto, y la entrada costaba (en 2012) 15.000 IDR.

Entrada a la cueva de Goa Gajah

 

Ofrenda en Goa Gajah

 

Alrededores de Goa Gajah

 

En Goa Gajah

 

Flores de loto

 

ARROZAL DE TEGALALANG

Uno de los arrozales más espectaculares de Bali se encuentra también en los alrededores de Ubud. Circulando un rato al norte de la capital cultural de la isla encontraremos, a pie de carretera, este impresionante conjunto de terrazas de arroz por las que poder adentrarse y caminar entre un paisaje realmente bello. Si no sois de embarraros mucho los pies, también podéis disfrutar de las vistas de Tegalalang desde uno de los bares con terraza que disponen de unas vistas inmejorables y unos batidos de fruta exquisitos.

 

En Tegalalang

 

Tegalalang

 

Natalia con una niña balinesa

 

Tegalalang

 

Tegalalang

 

TEMPLO GUNUNG KAWI

En la misma dirección que Tegalalang (nosotros visitamos ambos sitios, junto con Goa Gajah, en el mismo día) se encuentra el complejo de templos de Gunung Kawi. Pese a no encontrarse muy alejado del arrozal, nosotros nos perdimos con la moto y tras dar mil vueltas y dos horas circulando, llegamos al complejo. A la vuelta ya sólo tardamos 35 minutos para alcanzar Ubud. Los templos están a las afueras de la población de Tampaksiring, y se encuentran en un entorno precioso de vegetación y riachuelos. Componen el conjunto 10 santuarios (candi) excavados en la misma roca y rodeados de algunas piscinas. Se trata de los monumentos más antiguos de Bali y su entrada cuesta (precio 2012) 15.000 IDR.

Gunung Kawi

 

Gunung Kawi

 

Templo Gurung Kawi

 

En Gunung Kawi

 

Mujeres balinesas creando artesanías

 

TEMPLO TAMAN AYUN

A unos 40 minutos en coche de Ubud se encuentra este templo balinés. Su nombre quiere decir Templo del Bello Jardín, que supongo hace referencia a los alrededores que, como todos los alrededores de todos los templos, son realmente preciosos. En cuanto al templo, si vais justos de tiempo podéis descartarlo pues no se puede acceder a su recinto interior y uno tiene que conformarse con rodearlo y asomarse a través del muro que lo rodea. Su entrada, 15.000 IDR.

 

Templo Taman Ayun

 

Taman Ayun

 

CEREMONIA DE CREMACIÓN

De camino al templo de Pura Ulun Danu, vimos a un grupo multitudinario de gente agolpado alrededor de lo que parecía una hoguera a plena luz del día. Conocedores de los rituales de cremación que se dan por toda la isla ( a poco que la recorráis toparéis con ellos) le dijimos inmediatamente a nuestro conductor que párase para poder presenciarlo. Preguntamos a algunos familiares si había algún problema con presenciar y fotografiar la ceremonia, a lo que nos dieron permiso encantados, incluso colocándonos en primera fila. Realmente fue un momento impactante, jamás había visto un cuerpo humano sin vida arder tan cerca. Tuvimos la gran fortuna de poder asistir a una ceremonia ancestral que nos dejó la sensación de que Bali es algo completamente diferente.

Ceremonia de cremación

 

Asistentes a la ceremonia

 

Ritual de cremación en Bali

 

TEMPLO ULUN DANU

Al norte de la isla se encuentra el Templo del Lago (Pura Ulun Danu), uno de los templos más representativos y fotografiados de Bali. Este templo se encuentra a orillas del lago Beratan, entre brumosas montañas que le dan un toque de lo más misterioso. Pese a que es de los templos con más aglomeración de turistas, conseguimos realizar las fotos de postal que sólo un escenario así puede propiciar. Se trata del segundo templo más grande de la isla de los 10.000 templos, y para mi gusto el más bello. Imprescindible.

El templo del lago: Ulun Danu

 

En Ulun Danu

 

Pura Ulun Danu

 

PURA TANAH LOT

A 1,5 horas de Ubud se encuentra este templo a orillas del Mar de Bali, en la costa sur de la isla. Si en Ulun Danu ya nos topamos con bastantes turistas, en Tanah Lot hay que ir preparado para esquivarlos. Situado sobre una gran roca que en ocasiones cubre la marea (no fue el caso) se cree que este templo está protegido por serpientes. Su hora de visita ideal es el atardecer, pues el escenario para la puesta de Sol es precioso. No se puede acceder a su interior y el precio de la entrada es de 30.000 IDR (2012).

Tanah Lot

 

Tanah Lot

 

Tanah Lot

 

Tanah Lot con la marea baja

 

Flores balinesas

 

PURA KEHEN

A 45 minutos en moto de Ubud, cerca de la población de Bangli, encontramos otro precioso templo balinés, en este caso Pura Kehen, con una espectacular escalera de piedra tallada que le da acceso. Fuimos los primeros en llegar así que pudimos disfrutar de su interior en solitario, situación que le dio sin duda un plus a nuestra visita.

En la entrada de Pura Kehen

 

Pura Kehen

 

En Pura Kehen

 

Pura Kehen

 

PENGLIPURAN (PUEBLO TÍPICO BALÍNÉS)

A tan sólo 15 minutos de Pura Kehen, se encuentra este típico pueblo balinés, muy acostumbrado a recibir turistas y preparado para ello. Nos dimos cuenta cuando con sólo asomar la cabeza por allí, se nos adosó una lugareña que con mucha amabilidad y algo de interés se ofreció a enseñarnos su casa tradicional, así como a prepararnos un poco de café y pan de arroz. Luego, como contraprestación, nos vimos obligados a comprarle algo de artesanía. La visita está bien para hacerse una idea de como se vive en las aldeas de la isla, y más si se complementa con el bonito bosque de bambú que se encuentra a la salida de la población.

Caminando por Penglipuran

 

Cocina típica de la Bali rural

 

Lugareña sirviéndonos café en Penglipuran

 

Bosque de bambú

 

Niño balinés

 

TIPS

  • Alquilar una moto en Bali cuesta unas 50.000 IDR por día.
  • Alquilar un coche con conductor es algo más caro, pese a que el importe dependerá del trayecto. Nosotros alquilamos uno para visitar los templos de Ulun Danu y Tanah Lot (bastante alejados entre sí) en el mismo día, y nos salió por 400.000 IDR.
  • Moverse por la isla en moto es fácil. Con un mapa bastará para orientarse y si no, siempre se puede preguntar a los lugareños.
  • La entrada a los templos suelen costar unas 15.000 IDR, pese a que hay algunos más caros como Tanah Lot, que cuesta 30.000 IDR.
  • Acordaros de llevar un sarong  -o algo que haga las veces de pareo – para poder acceder a los templos.

UBICACIÓN

Podéis encontrar más info de Indonesia en el índice de relatos de Singapur e Indonesia ’12.

También podéis viajar con nosotros en nuestra cuentas de Facebook, Twitter, e Instagram.

 

Comentarios

    1. Autor de la
      Entrada
      Toni

      Para mí ha sido uno de los viajes más espectaculares que he realizado, en todos los sentidos. Si tienes la ocasión, no lo dudes… 😉

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.