Entradas correspondientes a la etiqueta 'Centroamérica'

Mar 02 2016

Ciudad de Panamá, una urbe entre dos océanos.

Tras un vuelo de diez horas en un avión de Iberia que dejaba bastante que desear, aterrizamos en el aeropuerto Tocumén de Ciudad de Panamá.

Lo primero que hicimos fue cambiar nuestros Euros en efectivo a Dólares americanos, pues es la moneda de curso legal en Panamá. También lo son los balboas, que equivalen al Euro aunque sólo están en moneda.

Nuestra idea era la de, nada más llegar, desplazarnos a la estación de transporte de Albrook para comprar los billetes del autobús que al día siguiente, por la noche, debía llevarnos a Bocas del Toro. Cual fue nuestra sorpresa al llegar a la estación y enterarnos que los billetes solo se vendían el día de salida. De camino a la terminal, pasamos por algún que otro barrio periférico que nos recordó la tremenda desigualdad reinante en la ciudad en la que acabábamos de aterrizar, una zona llena de prostitutas, mendigos, y gente con pinta de no tener muy buena reputación.

Con la sensación de haber tirado el dinero para desplazarnos hasta Albrook, cogimos otro taxi hasta nuestro hotel, ya en Ciudad de Panamá, concretamente en el barrio del Cangrejo.

Terraza de nuestro hotel

 

Entre el bochorno que hacía y que llevábamos un jet lag considerable, aquella tarde-noche tan solo nos dio para cenar en un restaurante típico panameño, El Trapiche, donde empezamos a degustar platos típicos de la gastronomía centroamericana, como la Ropavieja.

Cenando en “El Trapiche”

 

Ropavieja

 

Aquella noche dormimos como unos benditos, aunque un servidor a las 4 am ya estaba con los ojos como platos.

Desayunamos lo más temprano que nos permitió el hotel y nos encaminamos hacia Via Argentina para coger el metro que iba a dejarnos en la estación de 5 de septiembre, cerca de la cinta costera, donde pretendíamos dirigirnos. Antes de ponerse a coger el metro por la ciudad es conveniente consultar con el hotel, nosotros lo hicimos, en que zonas y barrios es mejor no meterse, como por ejemplo el barrio de El Chorrillo.

Caminamos entre la jungla de tráfico hasta la Cinta Costera, paseo marítimo que baña el Pacífico. Atravesamos el hediondo Mercado de Mariscos y nos topamos con una de las mejores vistas de la ciudad: El skyline del centro financiero.

Skyline desde la Cinta Costera

 

Skyline de Panama City

 

Allí estuvimos sacándonos unas cuantas fotos y soportando el tremendo calor antes de poner rumbo por la propia cinta costera hacia el casco antiguo de la ciudad, antaño abandonado y que ahora está siendo restaurado para el turismo poco a poco.

Casco antiguo de Ciudad de Panamá

 

Caminando hacia el casco antiguo

 

Ciudad de Panamá

 

Paseamos por la Plaza de la Independencia y la Plaza de Francia, y visitamos la Iglesia de la Merced, de estilo colonial. El casco viejo de Ciudad de Panamá es como un pequeño oasis en el que se venden sombreros panameños y souvenirs, alejado de la cotidianeidad de una ciudad de muchos contrastes y desigualdad, en la que ni la pobreza ni la riqueza se disimulan. Y es que la Mahattan latina, como se la conoce, con sus más de un millón de habitantes, se ha convertido en una gran urbe que ha crecido y crece bajo el calor  que supone el tremendo impulso económico que genera el Canal de Panamá.

Puesto de sombreros panameños

 

Casco antiguo, Ciudad de Panamá

 

Iglesia de la Merced

 

Casco antiguo, Ciudad de Panamá

 

Viviendas reformadas del casco antiguo

 

Desde el casco viejo tomamos un taxi hasta Bellavista, a los pies de los rascacielos forman toda una jungla de cristal. Entre ellos destaca uno, “El Tornillo” como lo llaman ellos, un edificio que parece se haya retorcido sobre sí mismo. Por las calles cercanas a Bellavista captamos el ambiente de una Ciudad de Panamá frenética, con ejecutivos y oficinistas caminando con prisa de aquí para allá.

Los altos rascacielos de la zona financiera

 

“El tornillo”, a la derecha, y otros rascacielos de Panama City

 

La tarde se acercaba, y con ella el momento de dirigirnos de nuevo a Albrook para coger nuestro bus a Bocas del Toro, así que nos encaminamos a los alrededores del hotel para comer por allí y hacer algo de tiempo.

Cogimos de nuevo un taxi que nos dejó en la terminal de autobuses y compramos los billetes a Bocas. También compramos la tarjeta recargable que es necesaria para poder pasar por los tornos hasta los andenes.

Nuestro viaje estaba programado para las siete de la tarde, así que esperamos pacientemente antes de subir en un autobús que iba a ser nuestro transporte y cama para aquella noche, pues el viaje a Bocas del Toro iba a alargarse hasta las 12 horas, llegando a Almirante a la mañana siguiente. Cruzábamos los dedos para que tal paliza valiera la pena. Y vaya si lo hizo.

 

TIPS

  • Los taxis de la terminal de transporte Albrook a Ciudad de Panamá (y viceversa) cuestan unos 5 Dólares. Hay que ir con cuidado con los taxistas, porque a poco que pueden intentarán cobrarte sobreprecio. A nosotros nos pasó en el aeropuerto.

  • El Barrio del Cangrejo es ideal para alojarse en la ciudad, pues es tranquilo y tiene bastantes restaurantes cerca. Nosotros nos alojamos en el Hostal Entre 2 Aguas, bastante bien por el precio de 60 dólares/noche la habitación triple.

  • Os recomendamos cenar en el restaurante “El Trapiche”, comida típica panameña y centroamericana a buen precio. Se encuentra en Via Argentina, en el barrio de El Cangrejo.

  • La palabra preferida de los panameños es “awebao”, una versión del “atontao” o “empanao” españoles.

  • El autocar a Bocas del Toro nos costó 28 Dólares por cabeza. Sale de la estación de Albrook y nuestro viaje duró doce horas, aunque tuvimos algún contratiempo por el camino. Se hace una parada de 25 minutos para cenar algo y hay que abrigarse, pues ponen el aire acondicionado a tope durante todo el trayecto.

 

UBICACIÓN

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://toni-porelmundo.com/2016/03/ciudad-de-panama-una-urbe-entre-dos-oceanos/

Sep 09 2015

Panamá, Costa Rica, y Nicaragua ’15: Guía práctica

 

Flag_of_PanamaFlag_of_NicaraguaFlag_of_Costa_Rica

Nuestro viaje de este verano por Centroamérica se puede resumir en un intenso periplo de 21 días en los que hemos recorrido hasta tres países. Panamá nos dió la bienvenida, en Costa Rica se desarrolló el grueso del viaje, y Nicaragua fue la guinda de un pastel que al final no supo nada, pero que nada mal.

Centroamérica es una suerte de Sudeste Asiático para el viajero. Una región que aúna diversión, naturaleza, facilidad en el transporte, fronteras permeables, amabilidad de sus gentes, cultura, y precios económicos… ¿Precios económicos? Bueno, ahí si que hay diferencia, pues Costa Rica es realmente cara y Panamá no se le queda muy atrás.

Ha sido un viaje muy completo en el que hemos tenido un poco de todo:

Panamá nos acogió en una gran metrópolis de altos rascacielos como es Ciudad de Panamá, y nos regaló las mejores playas del viaje en Bocas del Toro.

Costa Rica se mostró exhuberante con su naturaleza y  fauna. Selvas, volcanes, cascadas, y, sobretodo, animales. Animales tan propios de la zona como el perezoso o la famosa rana de ojos rojos. Pero también tuvimos la suerte de ver tucanes, mapaches, coatís, ciervos, mariposas de todos los colores, caimanes, pájaros carpinteros, colibríes, serpientes, monos de todo tipo, estrellas de mar… y un largo etc. ¡Ah! Y lo más importante, o lo que fue una de las mejores experiencias del viaje, ver en directo el desove natural en la playa de Tortuguero de hasta cuatro tortugas verdes marinas. Todo un espectáculo de la naturaleza.

Nicaragua por su parte me brindó (esta parte del viaje la hice en solitario) un contacto más cercano con sus amables y humildes gentes. Se me descubrió como un país vertebrado por volcanes; miraras a donde miraras, encontrabas su característica silueta. Y por último me ofreció su cultura y hospitalidad en las calles de sus coloridas, alegres, y preciosas ciudades coloniales: León y Granada. Todo un descubrimiento.

A continuación os dejo una serie de datos prácticos sobre los tres destinos que probablemente puedan servir de ayuda a quienes tengan pensado visitar estas preciosas tierras.

El skyline de Ciudad de Panamá

 

Cayo Zapatilla, en Bocas del Toro

 

El Perezoso, el animal más buscado por los turistas en Costa Rica

En la cascada de La Fortuna

 

La rana de ojos rojos, otro de los símbolos del país tico.

 

Ascendiendo al volcán Cerro Negro, en Nicaragua

 

Vistas de la bella ciudad colonial de Granada, en Nicaragua

 

EN EL MAPA:

 

 

DURACIÓN DEL VIAJE / FECHAS:

21 días de viaje, del 02/08/2015 al 22/08/2015

VIAJEROS:

Jose, Natalia, y Toni

ITINERARIO / RUTA:

  • DÍA 1:  Vuelo España – Panamá. Llegada a Ciudad de Panamá. (Panamá)
  • DÍA 2: Ciudad de Panamá. Bus Nocturno a Bocas del Toro. (Panamá)
  • DÍA 3: Bocas del Toro. Bocas del Drago y Playa Estrella. (Panamá)
  • DÍA 4: Bocas del Toro. Excursión en barca. Cayo Zapatilla. (Panamá)
  • DÍA 5: Puerto Viejo. P.N. Cahuita. (Costa Rica)
  • DÍA 6: P.N. Tortuguero. (Costa Rica)
  • DÍA 7: P.N. Tortuguero. Desplazamiento a San José. (Costa Rica)
  • DÍA 8: Volcán Poás. Desplazamiento a La Fortuna. (Costa Rica)
  • DÍA 9: Alrededores Volcán Arenal. Catarata La Fortuna. Aguas Termales. (Costa Rica)
  • DÍA 10: Río Celeste (cerrado). Desplazamiento a Monteverde. (Costa Rica)
  • DÍA 11: Monteverde. Desplazamiento a Manuel Antonio. (Costa Rica)
  • DÍA 12: P.N. Manuel Antonio. Desplazamiento a Alajuela. (Costa Rica)
  • DÍA 13: San José. (Costa Rica)
  • DÍA 14: Desplazamiento a Léon de Nicaragua. (Nicaragua)
  • DÍA 15: Volcán Cerro Negro. Léon. (Nicaragua)
  • DÍA 16: Desplazamiento a Granada. Granada. (Nicaragua)
  • DÍA 17: Volcán Masaya. Mirador de Santa Catarina. Isletas de Granada. (Nicaragua)-–—–
  • DÍA 18: San Juan del Sur. (Nicaragua)
  • DÍA 19: San Juan del Sur. Desplazamiento a San José. (Costa Rica)
  • DÍA 20: Vuelo interno  San José – Ciudad de Panamá. (Panamá)
  • DÍA 21: Canal de Panamá. Vuelo de regreso. (Panamá)

 

TRANSPORTE :

Las distancias en Centroamérica no son largas, pero las carreteras suelen ser de un sólo carril, y no en el estado que podemos encontrarlas aquí en España. Eso quiere decir que habrá que armarse de paciencia para realizar trayectos relativamente cortos por tierra, pues a una velocidad media de 70 km/h no se pueden pedir milagros. La alternativa para las distancias más largas son los vuelos internos, aunque no es la posibilidad más económica. Allá dónde acabe la carretera y empiece el agua, siempre habrá una barca dispuesta a llevarnos a destino. Estos son los transportes que hemos utilizado a lo largo de los 21 días y en los 3 países:

  • Avíón: Nuestro vuelo transoceánico a Ciudad de Panamá fue a cargo de Iberia en un avión que, la verdad, dejaba bastante que desear para un vuelo de 10 horas de duración. No tenía ni pantallas individuales para ver alguna peli en los asientos. También nos desplazamos por aire en un vuelo interno de San José a Ciudad de Panamá, y así ahorrarnos las más de 15 horas que hay en autobús entre las dos capitales. Volamos con Air Panamá en un avión muy pequeño que hizo escala en la ciudad de David.
  • Autobús larga distancia: Quizá es el mejor medio para cubrir largas distancias entre los tres países, debido a la ausencia del tren. Nosotros hicimos el trayecto de Ciudad de Panamá a Almirante (Bocas del Toro) en unas 13 horas por 28 Dólares. También utilicé el bus para ir de San José (Costa Rica) a Managua (Nicaragua). La compañía elegida (hay varias) fue Ticabus, que en un trayecto de unas 10 horas, con cruce de frontera incluído, me dejó en la capital nicaraguense. El precio del billete también fue de 28 Dólares.

Mis billetes a Nicaragua con Ticabus

 

El autocar que me llevó a Nicaragua

 

  • Autobús público: Hicimos varios trayectos en bus público, ahorrándonos así el precio de los carísimos “shuttles” que se ofrece para los turistas. Los usamos para llegar a los aeropuertos, tanto en Panamá como en Costa Rica, y para cubrir trayectos como Puerto Viejo – Limón, o Muelle de La Pavona – Cariari – San José. La verdad es que ahorramos bastantes Euros cada vez que los hacíamos servir, pues eran realmente económicos.

Bus público de Masaya, Nicaragua. Allí se aprovechan los viejos “School Bus” de E.E.U.U.

 

Bus público junto a rickshaw, en Nicaragua

 

  • Barca o lancha: Imprescindible para llegar y moverse por Bocas del Toro, así como para alcanzar Tortuguero si no se quieren pagar caros vuelos internos.

Navegando en barca por las isletas de Granada

 

  • Metro: Tan sólo lo usamos en Panamá City, pues es la única ciudad de las que estuvimos que disponía de línea de Metro. Para hacerlo servir hay que comprar una tarjeta recargable que cuesta 2$ y que sirve para el resto de transporte público de la ciudad.
  • Taxi: En Centroamérica los taxis son bastante más económicos que en Europa. Lo importante es saber de antemano el precio “local” del trayecto para que no nos timen.
  • Coche de alquiler: Fue en Costa Rica donde alquilamos coche para poder movernos con total libertad. En éste punto, conviene aclarar que si bien es cierto que lo más recomendable es alquilar un 4X4 para recorrer el país, a nosotros no nos pareció imprescindible para alcanzar los lugares que conforman nuestra ruta. Alquilamos un turismo normal y pudimos llegar – con cuidado y paciencia – tanto a Río Celeste como a Monteverde, ambos destinos a día de hoy con acceso por carretera sin asfaltar.

Nuestro coche de alquiler camino a Monteverde, Costa Rica

 

  • “Shuttles”: Se trata de transportes directos, generalmente en furgonetas, a destinos determinados. Se suelen compartir con otros viajeros y en ocasiones merecen la pena para ahorrar tiempo, como el que contraté para ir de León a Granada en Nicaragua. De no contratarlo, debería haber hecho una parada intermedia en Managua para cambiar de autobús y hubiese perdido bastante tiempo por ahorrarme un poco de dinero.

 

ALOJAMIENTO:

(Los precios son en su mayoría de habitaciones triples)

  • Hostal Entre Dos Aguas (Ciudad de Panamá): Acogedor y sencillo hostal situado en el barrio del Cangrejo y regentado por un vallisoletano muy majo. Se trata de una buena zona para alojarse con buena oferta de restaurantes en la cercana Vía Argentina. Baño compartido. Precio de 40$ la habitación doble. WIFI gratis y desayuno incluído.

Zona común del hostal

 

  • Hotel Posada Isla Chica (Isla Colón – Bocas del Toro): Agradable alojamiento situado en la población de Bocas. Pese a que el pueblo es pequeño, se encuentra muy bien ubicado cerca de los muelles y los restaurantes. Sin servicio de desayuno, pero con cocina para los huéspedes. Ofrece todo tipo de excursiones y shuttles. Precio 60$ la habitación triple. WIFI gratis.
  • Hotel Boutique Indalo (Puerto Viejo – Costa Rica): Se trata de un bonito alojamiento situado a unos 5-10 minutos andando de la zona más bulliciosa de Puerto Viejo, con lo que es un lugar tranquilo donde pernoctar y en el que durante la noche se pueden escuchar en todo su esplendor los sonidos de la selva. No cuenta con servicio de desayuno. Precio 55$ la habitación triple. WIFI incluido.

Habitación triple del hotel Indalo

 

  • Aracari Garden Hostel & Suites (Tortuguero – Costa Rica): Fue nuestro alojamiento en Tortuguero, y la verdad es que no nos decepcionó. El dueño, junto con su mujer, son muy amables y serviciales. Ofrecen todo tipo de excursiones, incluyendo por supuesto el desove de la tortuga marina. Dispone de un agradable jardín, donde tuvimos la suerte de avistar animales como tucanes o iguanas. Habitaciones sencillas pero muy correctas. Sin servicio de desayunos. Precio 36$ la habitación triple. Wifi incluído. Recomendado.
  • Hostel Casa Colon (San José – Costa Rica): Hotel acondicionado en una antigua casa colonial, muy bien ubicado dentro de San José, y con habitaciones amplias y limpias. Dispone de un restaurante en el mismo edificio con comida deliciosa. Tiene la estación de Tica-bus a tiro de piedra, para los que piensen hacer viajes largos desde la ciudad a los países vecinos. Precio de 55$ la habitación triple (con baño compartido), o de 15$ la cama en habitación compartida de 6. Desayuno incluido. Wifi gratis, aunque no llega a todas las habitaciones. Recomendado.
  • Hostel Backpackers La Fortuna (La Fortuna – Costa Rica): Se trata de un animado hostel, de ambiente muy juvenil, que dispone de habitaciones amplias y confortables. Dispone de un agradable patio, rodeado por las habitaciones, con hamacas y un bar donde tomar algo por la noche. Situado en el centro de La Fortuna, a los pies del volcán Arenal. Sin servicio de desayuno, pero con cocina disponible. Ofrecen excursiones de todo tipo por la zona. Precio 61$ la habitación triple. Wifi gratis.
  • Hotel Bell Bird (Monteverde – Costa Rica): Bell Bird es un sencillo alojamiento situado a las puertas de la reserva de Monteverde. Nuestra habitación de literas de madera era muy pequeña y apenas podíamos movernos en ella los tres. Aun así, el dueño fue muy amable y atento con nosotros, explicándonos todas las posibilidades que teníamos para hacer en el poco tiempo que estuvimos por la zona. Se encuentra a pie de carretera, alejado de Santa Elena, con lo que convendría llegar en coche de alquiler. Precio 60$ la habitación triple. Wifi y desayuno incluidos.

Hotel Bell Bird

 

  • Jungle Beach Hotel Manuel Antonio (Manuel Antonio – Costa Rica): Su ubicación cercana a la entrada del P.N. Manuel Antonio es su punto fuerte, pues se puede acceder caminando al parque caminando unos 10 minutos. Situado en un entorno muy natural, ofrece habitaciones amplias, limpias y cómodas, así como un desayuno bastante correcto. Habitación con ventilador. Precio 67,50$ la habitación triple. Wifi gratis.

Hotel Jungle Beach

 

  • Hotel Old House (Alajuela – Costa Rica): Este alojamiento lo escogimos en Alajuela debido a su cercanía con el aeropuerto (10 minutos). Disfrutamos de una habitación triple muy correcta con desayuno incluído. Se encuentra en plena carretera de Alajuela y, pese a ello, es algo difícil de encontrar pues no está muy bien señalizado. Precio de 49$ la noche (habitación triple) con desayuno incluido en el precio. Wifi gratis. Recomendado para el que vaya o venga del aeropuerto.

Despidiéndome de Jose y Natalia en nuestro hotel de Alajuela

 

  • Hostal Malinche León ( León – Nicaragua): Sencillo y a la vez acogedor alojamiento situado en la ciudad colonial de León. Un ligero paseo de 5-10 minutos nos bastará para plantarnos en  la plaza de la Catedral, centro de la población. Ofrece excursiones por la zona. Habitaciones amplias, con ventilador. Precio 23,50$ la habitación individual. Wifi gratis. Desayuno no incluido en el precio. Recomendado.
  • Hotel Casa Antigua (Granada – Nicaragua): Hotel acondicionado en una antigua casa colonial, a escasos 10 minutos a pie de la Plaza Central de Granada. Habitación algo pequeña con ventilador, en la que pasé calor por las noches. Precio de 28$ la habitación individual, sin desayuno. Wifi gratis.
  • Hotel HC Liri (San Juan del Sur – Nicaragua): Fuel el caprichito del viaje en cuanto alojamiento, Situado a pie de playa y con una agradable piscina para pasar el calor de San Juan del Sur. Hotel muy bonito, de estilo muy mediterráneo, con habitaciones limpias y acogedoras. Desayuno abundante e inluído en el precio. Precio de 55$ la habitación individual. Wifi gratis. Recomendado.

Piscina del Liri hotel en San Juan del Sur

 

VISADO / DOCUMENTACIÓN:

Los ciudadanos de la U.E. no requieren de ningún visado ni documento para acceder a estos tres países centroamericanos más allá del pasaporte en vigor con una validez mínima de 6 meses así como los billetes de regreso.

Lo que sí que es necesario es tener dinero suficiente para pagar las tasas de salida de los países, que en el caso de Costa Rica (salida aérea) es todo un robo: 29$ a pagar previamente a la facturación del vuelo.

En nuestro viaje cruzamos dos fronteras terrestres, la de Panamá con Costa Rica por Sixaola, y la de Costa Rica con Nicaragua en Peñas Blancas. En ambos casos los trámites fueron sencillos y sin ningún inconveniente. No se trata de fronteras problemáticas para el viajero.

Cruzando la frontera entre Panamá y Costa Rica por Sixaola

 

En la frontera entre Costa Rica y Nicaragua por Peñas Blancas

 

IDIOMA:

Un viaje realmente sencillo en lo que a idioma se refiere, por motivos obvios. ;). Supongo que para los que no hablen español, será algo más complicado.

CLIMA:

Íbamos bastante prevenidos en cuanto a lo que nos podía pasar con el tema lluvias, y la verdad es que el pronóstico se cumplió. En Costa Rica, y en esta región de Centroamérica en general, la temporada lluviosa va de Mayo a Noviembre, siendo la temporada seca el resto de meses, y la verdad es que a nosotros nos llovió casi cada día, en cualquier momento del día. Pese a ello, la lluvia sólo nos alteró el planning a la hora de visitar Río Celeste, pues la noche anterior había llovido torrencialmente y el río, de celeste tenía bien poco, así que no pudimos verlo. Por otro lado, cuando no llueve hace bastante calor, así que la lluvia también se agradece en determinados momentos. En mi etapa por Nicaragua, tuve cielos despejados y un calor intenso todos los días. Imprescindible llevar chubasquero y un buen calzado que poder ensuciar en charcos y barro. En algunos lugares como Monteverde, en Costa Rica, se hace necesario algo de abrigo, pues la temperatura desciende bastante por la noche.

COMIDA:

La comida de la zona se parece bastante a pesar de las fronteras. Gallo Pinto, Casado, Ropa Vieja, Chifrijo… Divertidos nombres para platos que probaréis en estos países. La base alimentaria es sin duda el arroz, acompañado siempre de algo de carne, pollo, frijoles, plátano frito, yuca… A continuación, una lista de los platos más comunes, o que más nos gustaron:

Jose y Natalia comiendo en “El Trapìche”, en Ciudad de Panamá

 

    • Ropa Vieja: Es un guiso de carne deshilachada, o desmechada, de rico sabor y normalmente acompañado por arroz. Lo podréis comer sobretodo en Panamá.

Ropa Vieja

 

    • Gallo Pinto: Es el plato típico por excelencia tanto de Costa Rica como de Nicaragua, una mezcla de arroz con frijoles que se puede comer tanto para el desayuno como para la comida.

Desayuno con Gallo Pinto

 

    • Casado: Típico de Costa Rica. Es lo que aquí llamaríamos “Plato Combinado”, compuesto normalmente por arroz, frijoles, patacones (plátano frito), ensalada, y algo de carne, pollo, o incluso pescado.
    • Chifrijo: Plato típico de San José, se trata de una mezcla de chicharrones, frijoles, arroz, tomate, aguacate… Una bomba exquisita al paladar.

Chifrijo

 

  •  Arroz con pollo/carne/camarones: Como comentaba anteriormente, la base de todos los platos es el arroz, y un plato muy fácil de encontrar en las cartas de los restaurantes de la región es el arroz salteado ya sea con pollo, ternera, verduras, o gambas (allí camarones).
  • Olla de Carne: Guiso de carne de ternera con verduras y patatas.
  • Vigorón y Nacatamal: Gallo Pinto aparte, son  los otros platos típicos que podrás comer por Nicaragaua. No tuve la suerte de probar ninguno de los dos.

En cuanto a la bebida, la cerveza es muy socorrida y ligera. En Panamá manda la Balboa, en Costa Rica la Imperial, y en Nicaragua la Toña. No os podéis ir de la región sin probar el ron de caña, notaréis la diferencia con respecto al que se toma aquí.

Una refrescante Balboa, en Panamá

 

El café de Costa Rica también está considerado uno de los mejores del mundo.

 

MONEDA:

En los tres países visitados, además de la moneda autóctona, se usa el Dóla ramericano  como moneda de curso legal.

 

    • Panamá: En Panamá además de $, corren por las calles los Balboa, pero sólo en moneda y de valor equivalente al Dólar.
    • Costa Rica: El Colón (CRC) es la moneda del país, y en el momento de nuestro viaje estaba en el siguiente cambio 1$=530CRC. Tienen billetes de 1K, 2K, 5K, 10K, 20K, y 50K, cada uno de ellos con un animal diferente de la fauna costarricense dibujado en una de sus caras.

Billetes de Costa Rica

 

  • Nicaragua: El Córdoba (NIO) es la moneda oficial de Nicaragua, pese a que también está muy aceptado el Dólar. La tasa de cambio durante nuestro viaje era de 1 NIO = 27,50 $. La peculiaridad de este país es que el cambio de moneda se hace en la calle, en cambistas oficiales que van ofreciendo cambio con fajos de billetes en las manos.

 

SEGURIDAD

Digamos que los tres países son relativamente seguros, los que más de la región de Centroamérica. Eso sí, conviene ser precavido con las pertenencias, usar el sentido común, y evitar ciertas zonas que a continuación enumero:

Panamá: Conviene evitar algunos barrios de la capital, sobretodo de noche, como “El Chorrillo”, cerca del casco antiguo. Por lo demás todas las guías remarcan evitar la zona selvática fronteriza con Colombia del Darién, con actividad de narcotráfico, e ir con cuidado en la ciudad portuaria de Colón.

Costa Rica: Nos pareció un país bastante seguro, aunque siempre hay que ir con ojo en algunas zonas de la capital, San José, cuando cae la noche. La ciudad de Limón y su zona portuaria tampoco tienen muy buena fama, pero no puedo dar fe de ello. Por lo demás, uno se puede mover libremente sin ningún tipo de problema.

Nicaragua: Para mí era la gran duda, y me sorprendió positivamente, al menos en las zonas turísticas del sur del país, las que yo visité. Hice este tramo del viaje en solitario y no tuve sensación de inseguridad en ningún momento, más allá de algunas calles insuficientemente iluminadas por la noche en las ciudades de León, Granada, y San Juan del Sur. Por Managua, la capital, sólo estuve de paso, pero también se recomienda evitar ciertas zonas al caer la noche en la medida de lo posible.

Preparando nuestra ruta en coche por Costa Rica

 

 

PRESUPUESTO / PRECIOS

En mi opinión  los precios de Costa Rica (que fue por donde transcurrió la mayor parte del viaje) son un abuso. De hecho fue la parte negativa más destacable de nuestro viaje por Centroamérica, provocando que el viaje se nos fuera de presupuesto. Y no es que no fuéramos avisados… Las entradas a los Parques Nacionales no bajaban de 15$, cuando no te cobraban 18 como en Manuel Antonio. El alojamiento, caro para lo que se ofrecía. Actividades como el Canopy en Monteverde a precios desorbitados (45$),… ¡Incluso una compra en el súper salía más cara que aquí! Para colmo, cuando dejas el país con los bolsillos ya vacíos de pagar y pagar, te cobran una tasa de salida de 29$… En fin, que nos sentimos “robados” (en el buen sentido de la palabra) en muchos momentos, y eso nos dejó un sabor algo agridulce.

En cuanto a Panamá, es un país tambén dolarizado, con lo que barato, barato, tampoco es. Pero la verdad es que tampoco estuvimos tanto tiempo como para poder valorarlo con profundidad.

Nicaragua fue un alivio en este aspecto, pues allí los precios son más acordes a lo que uno espera por la región que se está visitando.

Aún así, nos quedó claro que Centroamérica se parece en bastantes cosas al Sudeste Asiático, pero no en los precios. Viajar por Asia sigue siendo MUCHO más económico.

Enlace permanente a este artículo: http://toni-porelmundo.com/2015/09/panama-costa-rica-y-nicaragua-15-guia-practica/