Entradas correspondientes a la etiqueta 'Jordania'

Mar 14 2016

Wadi Mujib, Jordania: Barranquismo en un entorno privilegiado.

Una vez finalizada nuestra visita a la antigua ciudad romana de Jerash, pusimos rumbo junto a nuestro conductor, Yousseff, hacia el sur de Amán dirección a las orillas del Mar Muerto, donde se encontraba nuestro siguiente objetivo del día antes de hacer noche en Madaba: el cañón de Wadi Mujib.

No llegó a las dos horas un trayecto que transcurrió entre parajes yermos, salpicados de campamentos nómadas de beduinos. Cuanto más nos acercábamos al Mar Muerto, más se desertificaba el paraje, atravesando unos cañones que debían ser hermanos pequeños de los del Colorado, y cuyos ríos acababan desembocando en el Mar Muerto. A estos cañones o cauces de ríos se les llama “Wadi”, y uno de esos wadi era el objetivo de nuestra tarde.

Paisaje camino a Wadi Mujib

 

Espectacular cañón

 

Wadi Mujib es un cañón formado por un río cuyo recorrido es algo así como una especie de Siq (camino de entrada a Petra) pero con agua. Paredes altas de una roca de varios tonos rojizos marcan el camino a seguir en un lugar de belleza extrema. En él se puede hacer barranquismo siguiendo el curso del río con monitores, o bien hacer lo que hicimos nosotros, que fue entrar por nuestra cuenta e ir remontando el cañón a nuestro aire.

Acceso al cañón

 

Remontando el cauce del río

 

Wadi Mujib

 

Abonamos la entrada al parque de 15,50 JOD por persona, nos pusimos los chalecos y el calzado acuático, y comenzamos el recorrido. Podéis dejar vuestras pertenencias más valiosas (os váis a empapar), en las taquillas de la entrada.

Al principio del recorrido, donde el río está a punto de verterse en el Mar Muerto, el cañón es ancho y el agua corre mansa. A medida que uno se va adentrando el desfiladero se va estrechando, gana en belleza, el agua comienza a tener más corriente, y hay que ir superando una serie de obstáculos en forma de grandes rocas.

Adentrándonos en el cañón

 

En Wadi Mujib

 

El color del desfiladero forma un precioso paisaje

 

Wadi Mujib

 

Precioso recorrido

 

El punto culminante y destino final del recorrido que se puede hacer por libre es una cascada que hace imposible el continuar avanzando. Supongo que si se hace el recorrido inverso con alguna agencia, esa pared se descenderá rapelando.

A medida que se avanza, la corriente aumenta

 

Sorteando rocas en Wadi Mujib

 

La cascada que marca el final del recorrido independiente

 

Saltos de agua

 

El esfuerzo de luchar contra la corriente para remontar el río y escalar las rocas que impiden el paso, bien vale la pena. En primer lugar por la belleza del lugar, es sin miedo a equvocarme el barranquismo más bello que he realizado en mi vida. Lástima que las fotos las tuve que tomar con el móvil por miedo a que se me mojara la cámara. En segundo lugar, porque el retorno es más dulce, pudiéndose dejar llevar uno por la corriente, concentrándose únicamente en el maravilloso paisaje y en que alguna roca despistada nos impida sentarnos durante las próximas dos semanas.

Pasándolo en grande en Wadi Mujib

 

Roca encajada entre las paredes del desfiladero

 

Natalia en la cascada

 

El trayecto por el desfiladero llegando a la cascada final, nos llevó unas dos horas y media.

Finalizado el recorrido, Yousseff nos llevó hasta nuestro alojamiento en Madaba, a apenas una hora de Wadi Mujib. Por el camino observamos  los lujosísimos resorts construídos a orillas del Mar Muerto, todo un contraste con los campamentos beduínos que habíamos visto esa misma mañana.

Tras hacer el check in en nuestro hotel, nos duchamos y salimos a cenar por el centro de la población. Lo hicimos en una céntrico restaurante, Ayola, en una Madaba que la verdad no tenía mucho ambiente nocturno. Al día siguiente veríamos si sus famosos mosaicos iban a hacer que valiese la pena su visita.

TIPS

  • El precio de la entrada por libre a Wadi Mujib es de 15,50 JOD.

  • El recorrido hasta las cascada tiene una duración aproximada de 2,5 horas.

  • Conviene llevar bañador y calzado acuático.

  • El recorrido no es extremadamente difícil, pero tampoco es apto para personas con dificultades de movilidad.

  • Hay que tener en cuenta que acabaréis empapados con lo que conviene dejar los objetos de valor en las taquillas de la entrada.

 

UBICACIÓN

Enlace permanente a este artículo: http://toni-porelmundo.com/2016/03/wadi-mujib-jordania-barranquismo-en-un-entorno-privilegiado/

Jun 14 2015

Jerash, una joya romana en Jordania.

 

IMG_8812A poca distancia de Amán, la capital jordana, a tan sólo 45 minutos de trayecto en coche, podemos encontrar una de las ciudades antiguas romanas mejor conservadas del mundo: Estamos hablando de Jerash (o Gerasa), cuyos restos arqueológicos no fueron descubiertos hasta 1920.

Atravesamos los áridos valles del norte de la capital en compañía de nuestro conductor Jouseff, que sería quién nos acompañara en nuestra ruta por Jordania de los siguientes días.

Paisajes de camino a Jerash

Poco antes de las 11 de la mañana estábamos ya entrando al aparcamiento de la antigua ciudad y, tras abonar la entrada (7 JOD) y atravesar un mercadillo de souvenirs, comenzamos nuestra visita de las ruinas.

Pequeño mercadillo antes de entrar a Jerash

 

¡Bienvenidos a Jerash!

Lo primero que nos encontramos fue el Arco de Adriano, levantado en honor a la visita del emperador y que hace las veces de puerta de entrada a la ciudad para el turista. Éste sirve par darse uno cuenta de lo excepcionalmente conservadas que están las ruinas de Jerash.

Arco de Adriano

La antigua ciudad de Jerash, que fue una poderosa localización romana en los s. II y III d.C.,  es grande en extensión, así que hay que calcularle un mínimo de 2 horas para hacer la visita completa. Además, si como nosotros vais a media mañana y pleno Sol, tendréis que ir buscando cobijo en las sombras de las columnas romanas. El calor puede llegar a ser insoportable.

Karta_Jerash

Mapa de Jerash

Una vez atravesamos el imponente Arco de Adriano, de 13 metros de altura, quedará a nuestra mano izquierda el Hipódromo, en el que en ocasiones se realiza algún que otro espectáculo de recreación histórica.

El Arco de Adriano sirve como puerta de entrada a el yacimiento.

Atravesando la Puerta Sur de la ciudad, nos colocaremos en el centro del Foro, centro de vida de la ciudad antigua, y precioso espacio ovalado rodeado de columnas desde el que sale el Cardo Máximo, o lo que era la calle principal de Jerash, una larga avenida de piedras flanqueada por columnas. Para mí, de lo mejor del yacimiento junto con el Arco de Adriano.

En el Foro, de forma ovalada

 

Columnas del Foro

 

Jerash

 

Natalia en el Cardo Máximo

Deambulando entre ruinas muy bien conservadas, uno puede localizar otros atractivos como el Templo de Artemisa, el Teatro Sur, o el Templo de Zeus, al que vale la pena subir para obtener una buena panorámica del Foro y el Cardo Máximo atravesando la ciudad. Una ciudad, la antigua, que se sitúa casi lindando con los edificios más modernos de la actual Jerash, y que también conforman el paisaje.

Teatro Sur

 

Sentado en el Teatro Sur

 

Templo de Artemisa

 

Templo de Zeus

 

Vistas desde el Templo de Zeus

La visita resultó agotadora debido al calor, y nostros la liquidamos en poco más de dos horas.

Pese a no ser grandes apasionados de los yacimientos arqueológicos, reconocemos que debido al gran estado de conservación de sus elementos, Jerash es una visita imprescindible si se está unos días por Jordania.

Vale la pena dedicar una mañana a recorrer los empedrados con casi 2.000 años de antigüedad y recrear cómo pudo ser la vida en una gran ciudad de la antigüedad. Jerash es un lugar propicio para ello.

Nosotros debíamos seguir nuestro camino hacia el Sur del país. Esa noche teníamos previsto dormir en Madaba, no sin antes hacer una refrescante visita a Wadi Mujib, que os contaremos en el próximo post dedicado a Jordania.

 

TIPS

 

  • La entrada al recinto arqueológico nos costó 7 JOD en 2013.
  • Jerash se encuentra a tan sólo 45 minutos en coche desde Ammán.
  • El tiempo de visita, dependiendo en la afición que se tenga a los yacimientos arqueológicos, es de una mañana, entre 2 y 4 horas.

 

UBICACIÓN

 

 

Para más información sobre Jordania, podéis acceder al índice de los relatos sobre el país en Jordania ’13.

Recordaros que también podéis seguir nuestros viajes en nuestras cuentas de FacebookTwitter, e Instagram.

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://toni-porelmundo.com/2015/06/jerash-una-joya-romana-en-jordania/

Mar 28 2015

Amán: Breve pas(e)o por la capital de Jordania.

Llegamos a Amán a través de la militarizada y tensa frontera con Israel de Allenby/Puente del Rey Hussein. Tal es la tensión, que un taxista israelí nos tuvo que acercar desde la carretera al puesto fronterizo, pues el taxista palestino que nos llevaba hasta el momento lo tenía prohibido. Y no era cuestión de ponerse a caminar en ese preciso lugar, y en pleno desierto… Una vez en el paso, nos pusimos a la cola y abonamos los 178 ILS de tasa tras la escrutadora mirada del funcionario israelí de turno. Un autobús nos llevó a territorio jordano, donde adquirimos el visado y compartimos un taxi (30 JOD) con una chica canadiense hasta la capital.

Zona fronteriza entre Israel y Jordania

Amán nos dio la primera sensación de ser una ciudad enorme, y con un mismo tono de color en todas sus viviendas: el blanco.

Ammán, monocolor

Pedimos al taxista que nos dejara en el casco antiguo de la ciudad, donde teníamos reservado nuestro hotel. Tras hacer el check in, fuimos a comer justo en frente a un conocido restaurante, Jafra, que desde aquí os recomiendo. Allí degustamos algunos platos típicos mientras grupos jóvenes de amigos y parejas de novios tomaban té, refrescos, o fumaban shisha amenizando una charla. La capital jordana también nos dio la sensación, en el poco tiempo que estuvimos en ella (una tarde), de ser una ciudad moderna y abierta, pese a que conserva el tradicionalismo musulmán típico, como el uso del velo en las mujeres o la llamada a la oración de las mezquitas.

Tomando algo en Jafra Café

 

En Jafra Café

 

Kebab jordano

Ammán no es una ciudad con grandes atractivos, ni multitud de ellos, pese a que si conserva en muy buen estado algunas ruinas romanas comeos Teatro y la Ciudadela, que nosotros no pudimos visitar por falta de tiempo. Eso sí, al día siguiente no desquitamos visitando las ruinas romanas de Jerash, de las mejores del mundo y pocos kilómetros al norte de la capital jordana.

En el interior de un pequeño zoco

 

Tienda de coloridos Hiyabs

 

Souvenirs jordanos. La Kufiya, el número uno.

A lo que si nos dio tiempo esa misma tarde fue a buscar y encontrar el Wild Reserve, un Café con una terraza preciosa y unas vistas de Ammán realmente privilegiadas. Allí estuvimos viendo atardecer sobre la ciudad mientras tomábamos algo de té, escuchábamos cantar al muecín, y veíamos ondear la enorme bandera jordana que se alza en una de las colinas de la ciudad.

Vistas de Ammán desde el Wild Jordan Cafe

 

Tomando algo con vistas privilegiadas

 

Atardecer sobre Ammán

De regreso al hotel, ya de noche, paseamos un poco por el centro antes de recluirnos en nuestro alojamiento. Desde la terraza del mismo, vimos como el trajín que unas horas antes desbordaba las aceras, se iba apaciguando lentamente a medida que la luna se apoderaba del cielo de Ammán.

Vistas desde la terraza de nuestro hotel

Al día siguiente tocaba iniciar una ruta por el país en la que descubriríamos joyas como el citado Jerash, Petra, o el desierto de Wadi Rum. Ammán tan sólo había sido una puerta de entrada amable a un país realmente maravilloso. Lo mejor aún estaba por llegar.

 

TIPS:

  • Nuestro alojamiento en Ammán fue The Boutique Hotel, un hotel perfectamente ubicado en el casco antiguo cuyo dueño, Hani, nos ayudó en todo lo que pudo las pocas horas que estuvimos en la capital. Nos costó 30 JOD / noche.
  • En el momento de nuestro viaje (Agosto 2013) el Dinar Jordano estaba casi parejo con el Euro. 1 Euro = 0’81 JOD.
  • El mejor momento para visitar el Wild Jordan Café y su terraza es sin duda el atardecer. Eso sí las buenas vistas se pagan, así que pedid precio primero de lo que comáis si no queréis llevaros un susto.

 

UBICACIÓN:

 

Enlace permanente a este artículo: http://toni-porelmundo.com/2015/03/amman-breve-paseo-por-la-capital-de-jordania/

Sep 12 2013

ISRAEL, TERRITORIOS PALESTINOS, Y JORDANIA 2013: Introducción y ficha del viaje.

Cuando uno se plantea la posibilidad de viajar a Tierra Santa, es decir, a lo que actualmente se conoce como Israel y los Territorios Palestinos, la primera duda y pregunta es clara: ¿Es seguro viajar a esa zona del mundo continuamente azotada por los conflictos… y por libre? La duda se responde con otra pregunta: ¿Y cuando va a ser completamente seguro viajar a esa zona? A lo mejor no lo ven mis ojos.

Teníamos claro que Israel y Palestina eran unos destinos que queríamos visitar y vivir, así que… ¿Porqué no ahora?

La vecina Jordania, una especie de oasis de paz en medio de tantos países en conflicto, iba a suponer una extensión del viaje y una guinda perfecta a éste, con su maravillosa Petra como punto álgido del recorrido por sus tierras.

Hablando de Israel y Palestina, la verdad es que la sensación de seguridad durante todo el viaje fue bastante grande. Parece que la población se ha acostumbrado a vivir de esta manera (continuas guerras e intifadas) y allí la vida transcurre como podría hacerlo en cualquier otro lugar del mundo. Otra cosa es que los rastros del conflicto están a la vista del viajero:  El muro de separación con Cisjordania, la gran presencia militar en las calles, los contínuos checkpoints, los detectores de metal en museos y centro comerciales, la militarización de las fronteras…

Seguridad y conflictos al margen, Israel, Territorios Palestinos, y Jordania tienen mucho que ofrecer. Parece mentira que en un territorio tan relativamente pequeño puedan acumularse tanta Historia y atractivos para el viajero.

Empezamos nuestro recorrido por Jerusalén, una ciudad tres veces santa (para judíos, musulmanes, y cristianos) que sin duda es de las que más he aprendido y de las que más interesantes me han resultado de todas las visitadas. Su inigualable historia y la mezcla de credos y religiones en su casco antiguo, la hacen única.

Tras Jerusalén, nos hicimos con un coche de alquiler para hacer un recorrido por el norte de Israel (Tel Aviv, Acre, Nazaret, Mar de Galilea…) para posteriormente  volver a descender y visitar el fascinante Mar Muerto y las interesantísimas ruinas de Masada.

La siguiente etapa consistió en pasar un par de días en los Territorios Palestinos, en los que visitamos la ciudad santa de Belén y la legendaria Jericó.

Por último, cruzamos a Jordania. Allí uno se olvida un poco de la paranoia del conflicto y la seguridad para continuar disfrutando de los numerosos encantos que el reino hachemita esconde. Y de su gente, un pueblo (sobretodo el beduíno) con el que tuvimos bastante contacto y que nos dejó encantados. Ya finalizando el viaje y como guinda final, pese a que aún teníamos que visitar Wadi Rum, llegó Petra. Y eso fueron palabras mayores. Pocos sitios he visitado con unas expectativas muy altas, y han estado a la altura. Petra fue más allá, y no sólo cumplió con lo que esperaba de ella, sinó que lo superó con creces…

Y me dejo muchas cosas en el tintero de esta breve introducción: El paisaje marciano de Wadi Rum, los fondos del Mar Rojo, la multitud de lugares bíblicos, el cañón de Wadi Mujib, la mística Safed, las ruinas de Jerash, el sobrecogedor Yad Vashem

No os perdáis los relatos, pues estos destinos vienen cargados de lugares únicos.

 

FICHA DEL VIAJE

 

DESTINO: Israel, Territorios Palestinos, y Jordania.

DURACIÓN Y FECHAS: 16 días de viaje, del 03/08/2013 al 18/08/2013.

VIAJEROS: Natalia y Toni.

ITINERARIO / RUTA:

  • DÍA 1: Llegada a Tel Aviv y traslado a Jerusalén.
  • DÍA 2: Jerusalén: Ciudad Vieja.
  • Día 3: Jerusalén: Monte de los Olivos, Monte Sión, y Ciudad Vieja.
  • DÍA 4: Jerusalén: Yad Vashem, mercado Mehane Yehuda, Mea Shearim.
  • DÍA 5: Tel Aviv, Jaffa, y Cesarea.
  • DÍA 6: Acre, Safed, y Mar de Galilea.
  • DÍA 7: Nazareth, Ein Guedi, y Mar Muerto.
  • DÍA 8: Masada y vuelta a Jerusalén.
  • DÍA 9: Explanada de las mezquitas y Belén.
  • DÍA 10: Monasterio San Jorge, Jericó, Río Jordán. Cruzamos a Jordania y llegada a Ammán.
  • DÍA 11: Jerash y Wadi Mujib.
  • DÍA 12: Madaba, Mt Nebo, y Karak.
  • DÍA 13: Petra
  • DÍA 14: Wadi Rum
  • DÍA 15: Cruzamos a Israel. Eilat.
  • DÍA 16: Mar Rojo y retorno a Tel Aviv para vuelo de regreso.

TRANSPORTES:

  • Avión: Utilizamos la compañía Pegasus, una especie de low cost turca que sin embargo fue puntual en todos los trayectos y no nos dio ningún tipo de problema. Volamos a Tel Aviv con escala en Estambul en ambos trayectos.
  • Coche de alquiler: Lo utilizamos para desplazarnos por el norte de Israel y la zona del Mar Muerto. Alquilamos con Budget, y la verdad es que fue un gran acierto debido a la libertad de movimientos que nos ofreció el coche. Un Mazda 3 fue el encargado de desplazarnos por el país. El importe del alquiler por 4 días fue de 145 Euros, ya con GPS incluído. La gasolina en Israel no es barata, aunque por otra parte las carreteras son buenas. Las pólizas de seguro de la mayoría de compañías no cubre cualquier percance con el coche en Territorio Palestino.

  • Coche con conductor: En Jordania no estábamos seguros de alquilar un coche así que optamos por la opción de pagar a un conductor para que nos llevara a los lugares que necesitábamos. Lo contratamos por dos días a razón de 75 JOD por día. El recorrido fue: Ammán, Jerash, Wadi Mujib, Madaba, Monte Nebo, Karak, y Petra.

  • Tranvía: En Jerusalén, cogimos este medio de transporte para llegar hasta el museo de Yad Vashem, un poco alejado del centro. Moderno y económico (6,20 ILS el billete sencillo).
  • Autocar: Los utilizamos para trayectos medios (Petra – Wadi Rum, 2 h) y trayectos más largos (Eilat – Tel Aviv, 5:30 h). Para estos últimos, en Israel opera la compañía Egged que cubre la mayoría de destinos del país.
  • Autobús urbano: Para ir de Jerusalén a Belén utilizamos el nº 21, que sale desde Jerusalén Este frente a la Puerta de Damasco y que nos llevó directamente a la población de la Natividad por 7 ILS. Cogimos también el número 75  frente a la Puerta de Damasco para subir al Monte de los Olivos y ahorrarnos la caminata (5,20 ILS).
  • Sherut: Son taxis-furgoneta compartidos que no salen hasta no estar llenos. Nosotros utilizamos sus servicios para ir del aeropuerto de Tel Aviv a Jerusalén (68 ILS). Si no se tiene mucha urgencia, es más económico que un taxi y te deja en la misma puerta del hotel.

  • Taxi: Por lo general en Israel se usa el taxímetro, pero el precio de los taxis es caro. En Palestina y Jordania es un medio de transporte más económico si se negocia bien el precio del trayecto antes de partir. En Belén pactamos con un taxista para que nos hiciera el recorrido Monasterio San Jorge – Jericó – Río Jordán – Paso fronterizo Puente Allenby (Rey Husseiín). Nos pidió 300 ILS, lo que es bastante, pero sabíamos de lo conflictivo de los taxistas palestinos (te suelen pedir más de lo pactado en un principio) y no quisimos tener problemas, así que aceptamos. Otro taxi que requerimos en el viaje fue para cubrir el trayecto Wadi Rum – Aqaba (20 JOD), taxi que compartimos con dos chicas holandesas que habíamos conocido en el desierto. Para desplazarse de la entrada de Petra a nuestro hotel también necesitamos del uso del taxi (2-3 JOD por trayecto). También utilizamos taxi para ir desde la frontera del Rey Husseín hasta Ammán (25 JOD) y desde la frontera Isaac Rabin a Eilat (40 ILS).

  • Teleférico: Tan sólo lo utilizamos para subir al Monte de las Tentaciones, en Jericó (55 ILS) ya que a Masada subimos a pie por el Snake Path.

  • Jeep: Imprescindible para moverse por el desierto de Wadi Rum contratando un conductor, si no se quiere atravesarlo y recorrerlo al ritmo cansino de un gruñón camello.

 

ALOJAMIENTO:

  • Abraham Hostels (Jerusalén): Fue nuestra base en Jerusalén. Un albergue con habitaciones compartidas y privadas, con mucho ambiente viajero y que ofrece un sinfín de actividades y excursiones. Nuestra habitación era sencilla pero correcta. Esta ubicado en la zona nueva de Jerusalén Oeste, junto a Jaffa Road y a 15 minutos caminando de la ciudad vieja. Desayuno incluído aunque algo escaso. Personal atento  y siempre dispuesto a ayudar. Dispone de una genial terracita para tomar algo por la noche. WIFI gratis. Precio 74 Euros / Noche. Recomendable.

  • Jerusalem Panorama Hotel (Jerusalén)Hotel situado en el Monte de los Olivos, con lo que queda un tanto alejado de la ciudad vieja y de la mayoría de puntos de interés. Eso sí, ofrece unas muy buenas vistas de la Jerusalén antigua. El hotel necesita un lavado de cara, pues las instalaciones quedaron un poco desfasadas, dándole un aire un tanto rancio. Habitaciones espaciosas, aunque algo anticuadas. Personal muy atento. Desayuno buffet incluido. WIFI gratis. Precio: 56 Euros / Noche. No lo recomendaría pues la ubicación me parece un tanto incómoda y solo se ve compensada por las buenas vistas.

  • Akkogate Hostel (Acre):Hotel muy sencillo ubicado en pleno casco antiguo de la población de Acre, con todos sus atractivos muy cerca. Habitación sencilla, pero limpia y espaciosa. Para presupuestos ajustados, tiene su encanto. WIFI gratis. Precio 63 Euros / Noche. Recomendable para presupuestos ajustados.
  • Abu Saeed Hostel (Nazareth): Albergue situado en el casco viejo de Nazareth, a 5 minutos de la Basílica de la Anunciación. Se trata de una casa familiar que regenta Ramzi, una persona ya entrada en edad que os brindará toda su hospitalidad. La habitación era con baño compartido. Tienen té, café, y agua fresca a disposición de los huéspedes. Dos simpáticas tortugas corretean por la casa. Muy familiar. WIFI gratis. Precio 50 Euros / Noche. Recomendable.
  • Massada Guest House (Mar Muerto – Masada): Es el único alojamiento por la zona si se quiere ascender por el Snake Path y ver amanecer desde Masada, así que no tuvimos que pensarlo mucho. Situado a los pies de la montaña donde se alzan las ruinas. Es un hotel de cierto nivel, con habitaciones muy correctas y amplias. La nuestra tenía vistas al Mar Muerto. Genial piscina para darse un bañito refrescante y huir del intenso calor. Desayuno buffet bastante completo. WIFI gratis. Precio: 79 Euros / Noche. Recomendable.
  • House of Peace (Belén): Se trata de una casa de una familia cristiana de Belén que acoge a huéspedes. Situada a escasos 10 minutos a pie de la Iglesia de la Natividad y de la plaza principal de Belén. La familia se mostró agradable con nosotros, pero tuvo un detalle negativo: Les dejamos el desayuno pagado para el día siguiente y, ya por la mañana, nadie se despertó para prepararlo hasta que tuvimos el taxi esperando en la puerta (y ya eran las 9). Total, que nos fuimos sin desayunar porque ya no daba tiempo, y sin que nos devolvieran (ni se ofrecieran a hacerlo) el importe pagado por nuestro desayuno. Habitación sencilla con baño compartido. Precio: 30 Euros / Noche. No lo recomendaría.

  • The Boutique Hotel (Ammán): Situado en pleno casco antiguo de Ammán, este pequeño hotel está regentado por su amabilísimo dueño, Hani. Él nos recomendó (con gran acierto) sitios dónde comer y sitios para visitar en Ammán, además de concertar por nosotros un coche con conductor para los días siguientes. Habitación más que correcta con baño compartido. Pese a que no teníamos el desayuno incluído, nos lo ofreció gratis a la mañana siguiente. WIFI gratis. Precio: 30 JOD / Noche. Recomendable.

  • Mosaic City Hotel (Madaba): Un muy buen hotel situado a poca distancia del centro de la pequeña población de Madaba. La mejor habitación de todo el viaje, del nivel de un 4 estrellas. Desayuno buffet bastante completo. WIFI gratis. Precio: 45 JOD / Noche. Recomendable.

  • Seven Wonders Hotel (Petra): Pese a que se trata de un Hotel de cierto nivel y nos salió a un precio casi irrisorio, su ubicación – bastante alejado de la entrada de Petra (lo que nos obligaba a coger taxi para desplazarnos) – y el hecho de que te cobraran 3 JOD / Hora por el WIFI, me invitan a no recomendarlo. Pese a ello, dispone de una genial terracita con piscina y unas preciosas vistas del macizo montañoso donde se esconde Petra. Desayuno buffet previo pago de 7 JOD por cabeza. Precio: 20 JOD / Noche.
  • Meditation Camp (Wadi Rum): Llegamos a Wadi Rum sin tener ni idea sobre el campamento en que alojarnos. Viendo que todos los viajeros que venían con nosotros en el bus se alojaban en Meditation Camp, optamos por escogerlo a ciegas. La excursión por el desierto estuvo bastante bien, pero el campamento es quizá demasiado grande (nos juntamos 60 personas) como para no perder el encanto de pasar una noche en el desierto. La cena, eso sí, estaba riquísima y cocinada de forma tradicional durante dos horas bajo tierra. Se dormía en una especie de jaimas, pero de estructura sólida, algo así como bungalows en el desierto con aspecto de tienda. Nos tocó compartir tienda con dos chicas holandesas. Obviamente, no disponía de WIFI… 😉 Precio: 35 JOD / persona, con excursión en Jeep de 5 horas, desayuno, y cena incluídos. No lo recomendería si se busca una experiencia muy auténtica, aunque está muy bien de precio.
  • Arava Hostel (Eilat): Fue el último alojamiento del viaje y el único junto al campamento en el desierto que no llevábamos reservado. Lo escogimos por recomendación de la Lonely Planet, aunque cuando llegamos nos tocó la última habitación que quedaba, probablemente la peor, pues no disponía de luz natural. Ubicado a unos 15 minutos a pie de North Beach y el Paseo Marítimo de Eilat. Dispone de todos los servicios que pueda necesitar un viajero, y de un agradable jardín. El trato fue cordial. Baño compartido. WIFI gratis en sitios comunes. Precio: 60 Euros / Noche. Recomendable.

 

VISADO / DOCUMENTACIÓN: Para la entrada a Israel (así como a los Territorios Palestinos), no se requiere visado para los ciudadanos de la U.E.. Simplemente se llega al aeropuerto, se es sometido a un estricto control de seguridad y a unas cuantas preguntas incómodas, y para adentro.

En cuanto a Jordania, es necesario un visado que obtuvimos previamente en el Consulado Jordano de Barcelona . Vale 37 Euros y te lo hacen al momento, en unos 10 minutos. También se puede obtener “on arrival” en el aeropuerto de Ammán y algunas fronteras terrestres,  pero como nosotros teníamos previsto cruzar por el Puente del Rey Hussein, que no emite visados, tuvimos que hacerlo previamente.

IDIOMA: Hebreo y Árabe son los idiomas oficiales de Israel ( aunque se hablan muchísimos más ), mientras que en Jordania el idioma oficial es también el árabe. 

El uso del inglés está bastante extendido en las zonas turísticas de ambos países así que no tiene que haber problemas de comunicación. Incluso el español es un idioma muy escuchado por las calles de Jerusalén.

COMIDA: El plato estrella de Israel y los Territorios Palestinos es sin duda el Hummus, una especie de pure de garbanzos con ajo y aceite que se suele  comer acompañado de pan árabe. También el Falafel – bolas fritas de pasta de garbanzo – son un tentempié que sirven en cualquier garito o restaurante del país. La influencia árabe hace que el shawarma sea siempre un buen recurso para los más carnívoros. Las olivas también son muy apreciadas, para quién les guste.

En cuanto a Jordania, los platos más diferenciales puede que sean los de tradición beduína como el Mensaf, un guiso de cordero y arroz que se cocina en un horno bajo tierra y que pudimos probar en el desierto de Wadi Rum.

MONEDA: En Israel y los Territorios Palestinos la moneda es el Nuevo Shequel (ILS) que en el momento de nuestro viaje tenía el siguiente cambio: 1 Euro = 4,90 ILS. Nosotros no conseguimos que nos los vendieran a más de 4,70 ILS. 

En Jordania la moneda es el Dinar Jordano (JOD) que estaba casi a la par con el Euro: 1 Euro = 0,95 JOD.

SEGURIDAD:No hay que engañarse, Oriente Medio es una zona históricamente conflictiva.

Israel lleva desde su nacimiento como estado enfrascado en guerras e intifadas, anhelando una paz que no acaba de llegar. Rodeado de países que le tienen animadversión, no parece a priori un destino comparable a un oasis de paz. A pesar de ello, debo decir que no tuvimos ninguna sensación de inseguridad en todo el viaje. Más bien tienes la sensación de estar paranoicamente protegido y controlado. Si no se va a zonas realmente peligrosas, como la Franja de Gaza, no se debe tener ningún problema, a no ser que el inicio de una enésima guerra te pille justo cuando estés allí. Los turistas son bienvenidos y mimados, y se intenta dar un aire de normalidad para que las personas de paso noten lo menos posible el conflicto abierto entre Israelíes y Palestinos.

De Israel & Jordania 2013

Jordania es totalmente tranquila, pese a que se encuentra en el ojo del huracán, rodeada de países en guerra, con problemas de terrorismo, o con revoluciones sociales en marcha.

PRESUPUESTO:

Israel es un país con un nivel de precios parecido al que podamos tener aquí, no es barato en absoluto. Nosotros solíamos comer por unos 100 ILS /persona y nos fue difícil encontrar alojamiento por debajo de los 300 ILS.

Los Territorios Palestinos ya son otra cosa, así como Jordania, económicamente más accesibles. Pero ojo con Jordania, que si bien es cierto que es barata para dormir y comer, no lo es tanto en cuanto a los precios de las visitas turísticas como Petra (50 JOD), Petra by night (12 JOD), Ruta Siq de Wadi Mujib (15,50 JOD), o Jerash (8 JOD).

 

Enlace permanente a este artículo: http://toni-porelmundo.com/2013/09/israel-territorios-palestinos-y-jordania-2013-introduccion-y-ficha-del-viaje/

May 01 2013

PRÓXIMA PARADA: Israel, Territorios Palestinos, y Jordania en Agosto

IMG_0002Últimamente para estas fechas, despidiendo el mes de Abril y dándole la bienvenida a Mayo, es el momento de empezar a decidir cual va a ser el Gran Viaje del año, el de verano y por motivos laborales, en pleno mes de Agosto.

Pues bien, pese a que la idea inicial para este año era visitar Argentina, la tierra de mi pareja Natalia, un vistazo a los billetes de avión para esas fechas nos tiró para atrás en un momento. Y es que pagar casi 1.200 Euros sólo de billete de avión por cabeza, es algo ahora mismo inabarcable para nuestros bolsillos. Si además le sumas que el viaje transcurriría en invierno austral, con lo que se disfruta menos, ya tienes la decisión tomada. Argentina llegará, no será por ganas, pero en mejores condiciones para poder disfrutarla a tope.

Tocaba pues buscar un plan alternativo que reuniese los siguientes requisitos:

  • Un destino abarcable en las dos semanas que disponemos para el viaje.
  • Unos billetes que no salgan por un ojo de la cara.
  • Un viaje que reúna algo de exotismo y lugares maravillosos que visitar.

Juntamos los ingredientes en la coctelera, meneamos, y nos sale…: ¡Israel, Territorios Palestinos, y Jordania!

Jerusalén - Imagen extraída de www.latinocalifornia.com

En un mano a mano final con Senegal en la elección, finalmente nos decantamos por viajar a Tierra Santa y Jordania gracias al precio razonable de los vuelos que pudimos encontrar para llegar hasta allí.

Compramos los billetes por 380 Euros por cabeza, con la compañía turca Pegasus, en un vuelo a Tel Aviv con escala en Estambul.

De esta manera ya hemos dado el paso más difícil y ahora sólo queda preparar el viaje, rezar por que el pasaporte nuevo de Natalia llegue a tiempo desde Argentina, y esperar que la calma tensa que hay ahora mismo en la zona, no se vea afectada por ningún incidente que nos impida emprender con toda tranquilidad un viaje que nos hace verdadera ilusión.

Ya se va forjando en mi cabeza un posible itinerario y empiezan a resonar en mi mente nombres como Jerusalén, Belén, Mar Muerto, Petra, Wadi Rum… Creo que estos tres meses se me van a hacer eternos.

Petra - Imagen extraída de www.hastalosjuegos.es

A medida que se vaya definiendo el viaje os iré actualizando sobre lo que van a ser nuestros pasos por Tierra Santa y Jordania este verano.

¡Estad atentos!

 

Enlace permanente a este artículo: http://toni-porelmundo.com/2013/05/proxima-parada-israel-territorios-palestinos-y-jordania-en-agosto/