Entradas correspondientes a la etiqueta 'Singapur'

May 28 2013

SINGAPUR & INDONESIA 2012 – DÍA 3: Singapur también es naturaleza

Viernes 10/08/2013

Si en nuestro primer día por Singapur habíamos querido conocer la gran urbe con sus distintos barrios y multiculturalidad, para nuestro segundo y, “en teoría”, último día en la ciudad teníamos pensado descubrir su aspecto más natural visitando la Reserva Natural Bukit Timah y el espectacular Jardín Botánico de la ciudad.

Empezaríamos la mañana en la Bukit Timah, que se encuentra en las afueras de la ciudad, con lo que bien temprano y ya desayunados cogimos un taxi cerca del nuestro hotel en el distrito e Geylang, que por 12 SGD nos dejó a la entrada de la Reserva Natural.

Bukit Timah es un pedazo de selva tropical superviviente a la urbanización de Singapur, además del punto más alto de toda la ciudad con 164 escasos metros de altitud en su cima. Caminar por sus senderos, además de asfixiante por el calor húmedo, es una experiencia bastante reconfortante para los primerizos en selvas, como era el caso. El sonido incesante de la jungla, con su invisible fauna, mientras caminábamos por los senderos marcados es el mejor recuerdo que me llevo. Fauna invisible, y no tanto, porque nosotros pudimos disfrutar de algún que otro lagarto, macacos, e incluso de un exótico lemur volador, que podéis ver en una foto de más abajo. Estuvimos casi dos horas para hacer un recorrido considerable por una reserva cuya extensión tampoco es enorme. Por cierto, la entrada es gratuïta y dispone de un centro de visitantes donde se explica la historia de la reserva así como la fauna y flora que en ella se puede encontrar.

Pese a que el recorrido por Bikit Timah no es excesivamente exigente, acabamos bastante cansados y empapados en sudor debido al sofocante calor. Una vez concluida la visita, tuvimos que bajar caminando hasta la carretera más cercana para encontrar un nuevo taxi, que por 8 SGD nos llevó a los Botanic Gardens de Singapur, la que iba a ser nuestra siguiente parada.

Antes de acceder, comimos lo que pudimos en un Food Center que se encontraba justo antes de la entrada a los jardines.

La entrada es gratuïta, salvo algunas zonas específicas del parque como el Jardín de Orquídeas (5 SGD). La verdad es que es el más espectacular jardín botánico en el que he estado, por la frondosidad, verdor, y colorido de las flores que uno puede encontrar allí. Paseamos tranquilamente por sus senderos hasta que se nos hizo media tarde y decidimos volver a la jungla, pero esta vez la de cristal.

Y nunca mejor dicho, porque un nuevo taxi (6 SGD) al que llamamos desde la parada del Jardín Botánico simplemente pulsando un botón, nos dejó en plena Orchard Road, centro neurálgico de la modernidad y la moda en Singapur. Su arteria comercial por excelencia, repleta de tiendas de las mejores marcas, grandes centros comerciales, hoteles… El consumismo pega fuerte en Singapur, pero incluso a mayor escala que aquí. Paseamos por la zona, bajo rascacielos de cristal y codeándonos con la gente más “cool” de esa parte de Asia. Todo un espectáculo fue ver desfilar al personal degustando un helado sentados en un banco.

Cunado nos cansamos de tanto bullicio y consumismo, cogimos el MRT hasta la parada de City Hall. Nuestro siguiente objetivo era visitar el  Raffles Hotel, uno de los iconos de la ciudad que lleva el apellido del mismo fundador de la Singapur moderna, Sir Thomas Samford Raffles. La verdad es que el hotel, de estilo colonial, es bonito y tiene su historia pero…¿tanto como para hacerle una visita? Tengo mis dudas. Si vais justos de tiempo…hay cosas más interesantes en Singapur. Nosotros paseamos brevemente por sus patios interiores y nos intentamos hacer una foto con el pintoresco recepcionista y poco más.

Estábamos agotando lo que creíamos que eran nuestra últimas horas en Singapur (surgieron imprevistos que ya os contaré en próximos posts), así que decidimos ir a cenar a Clarke Quay para despedirnos de la ciudad. El ambiente nocturno de esta zona de restaurantes es genial, así que acertamos con la elección. No tanto con la del restaurante, pues elegimos un español (Octapas) por probar, y si bien la comida estaba buena, las raciones (tapas ) eran escasas y carísimas. Y es que Singapur acaba siendo una ciudad que hace picar el bolsillo. Eso sí, la cena junto al Río Singapur en uno de los lugares con más encanto de la ciudad no nos la quita nadie.

Una vez cenados, pusimos rumbo al hotel con el MRT, que nos dejó en “nuestra parada”, la de Kallang. Tocaba irse a dormir ya, pues a la mañana siguiente, temprano, teníamos programado nuestro vuelo hasta Jakarta, la capital de Indonesia. La siguiente etapa del viaje estaba a punto de empezar…o eso es lo que nosotros, ingenuos,  creíamos.

Enlace permanente a este artículo: http://toni-porelmundo.com/2013/05/singapur-indonesia-2012-dia-3-singapur-tambien-es-naturaleza/

Abr 17 2013

Chinatown, Little India y Arab street

IMG_2448

Jueves 09/08/2013

Que Singapur es una ciudad multicultural no lo puede dudar nadie. Chinos, Indios, y Malayos conviven en perfecta harmonía en una urbe en la que estas comunidades se agrupan en zonas que forman una especie de microciudades dentro de la propia Singapur. Hablo de Chinatown, en la que pareces estar paseando por cualquier zona turística de China, de Little India con su bullicio y desorden al más puro estilo Dehli (sin llegar a sus extremos), o Arab Street con sus mezquitas y los rezos que salen de ellas y se escuchan por la calle, como si de un país árabe se tratara. Son estos tres microcosmos los que quisimos descubrir en nuestro segundo día por la ciudad.

Para llegar al primero, Chinatown, cogimos el metro hasta la estación de Outram Park, habiendo desayunado algo antes en un local cercano a nuestro hotel.

Al salir de la estación y adentrarnos hacia el corazón de la comunidad china, nos encontramos con uno de los varios templos hindúes que hay en la ciudad, así que nos decidimos a visitarlo. Se trata del Sri Mariammar Temple y se encuentra en la calle Keong Saik. Tras descalzarnos, pues era requisito obligado, y hacerle algunas fotos a la recargada y colorida fachada, accedimos al interior donde tuvimos la suerte de presenciar una ceremonia en la que todos los participantes daban vueltas al interior del templo en el sentido de las agujas del reloj.

Tras disfrutar de la ceremonia, pusimos rumbo al meollo de Chinatown, disfrutando por el camino de la mezcla de rascacielos y antiguas casas de comerciantes chinos de la que se puede disfrutar en esa zona de la ciudad.

Nuestra siguiente parada dentro Chinatown fue el Buda Tooth Relic Templetemplo budista muy colorido en el que también pudimos presenciar una ceremonia (en este caso budista) y subir a su azotea, donde hay un bonito jardín.

Tras haber visitado ya un par de templos, nos dedicamos a callejear por la zona, con multitud de paradas de comida y souvenirs, y decorada con los típicos farolillos chinos. Visitamos tambíen otro templo budista, el Tian Hode Keng Temple, que al ser el tercero de la mañana, nos dejo un poco fríos.

Pusimos rumbo caminando hacia Clarke Quay, al otro lado del río. Se trata de una zona llena de restaurantes modernos y de todo tipo de comidas junto al río. Al ser una zona bastante turística, los precios pican un poco. Aún así, es recomendable darse un paseo por el lugar, bajo los modernos y característicos “parasoles” que protegen del intenso calor a los que por allí paseen.

Pese a las múltiples opciones gastronómicas de Clarke Quaydecidimos probar por primera vez los Food Centeropción característica de este rincón de Asia en el que por un módico precio puedes degustar diferentes platos de las diferentes gastronomías asiáticas: platos indios, coreanos, chinos, malayos, tailandeses… Un gran sitio para probar comidas diferentes, vaya. Los platos valían una media de 4SGD, así que nos pedimos 3 diferentes para probar. La verdad es que el único que nos gustó fue uno parecido al Pad Thai  tailandés… :(. El sitio se encuentra muy cerquita de Clarke Quayen los bajos de un centro comercial. Preguntad por allí y lo encontraréis.

Muy cerca del lugar donde comimos se encuentra el Fort Canning Park, una colina que hace las veces de zona verde y pulmón de Singapur. Un buen lugar donde pasear y huir del frenetismo del centro de la ciudad. Nosotros la atravesamos por completo hasta dar con una boca de metro en la que nos metimos para dirigirnos hacia nuestro siguiente objetivo: Little India.

Little India es un mundo aparte. Sólo nos hizo falta doblar una esquina para darnos cuenta de que el orden y la pulcritud de los que hace gala Singapur habían desaparecido. Aglomeraciones de personas (en su mayoría hombres) hacían vida en las calles, charlando sentados en las aceras o en las entradas de los templos. Bullicio, desorden, y pelín de caos que hicieron que nos sintiéramos un poco en cualquier ciudad india, salvando las distancias. Tras callejear un poco por la céntrica Buffalo Road, entramos al templo más conocido de Little India, el impronunciable Sri Veeramakaliamman, dedicado a la diosa Kali. Curioseamos un poco en su interior, donde apreciamos la devoción por sus dioses que sienten los hinduistas, y salimos de nuevo al frenesí de la calle.

Tras dar por vista Little India, nos dirigimos caminando hacia la zona árabe de Singapur, o Arab Street. Con la Mezquita del Sultán como centro neurálgico, en esta zona de la ciudad se concentran los habitantes de religión musulmana. Paseamos por los alrededores de la mezquita  y tomamos algo en la coqueta Muscat Street mientras el aroma a shisha de los establecimientos aledaños y el canto del corán por los altavoces de la mezquita nos hacía pensar estar sentados en cualquier terraza, de cualquier ciudad, de cualquier país árabe.

Empezaba ya a atardecer y ese día, ocho de agosto, teníamos una cita al anochecer. Era el 47º aniversario de Singapur como estado independiente y nos habían dicho que iban a haber unos espectaculares fuegos artificiales en la bahía para celebrarlo. No nos lo íbamos a perder por nada del mundo, así que para allí que nos fuimos.

Llegando a la zona, el Esplanade, donde se ubica el espectacular teatro y desde dónde hay unas preciosas vistas de la bahía y los rascacielos, empezamos a encontrarnos con mareas de ciudadanos, orgullosos de su fiesta nacional y vestidos de rojo y blanco (como su bandera), que iban a celebrar en completo orden el día de su estado. Los cazas del ejército surcaban el aire con un estruendo que casi hacía doler los oídos cuando llegamos a los alrededores del teatro, donde intentamos buscar un hueco entre la marabunta para poder presenciar los fuegos.

Finalmente lo conseguimos, y pudimos disfrutar de un espectáculo pirotécnico grandioso, con el espectacular hotel Marina Bay Sands como telón de fondo.

Sin duda fuel la mejor guinda posible para poner fin a un día en el que habíamos descubierto uno de los encantos más latentes de la ciudad: su multiculturalidad. Cada zona visitada, un mundo distinto, y todo en perfecta harmonía. Singapur ya se había ganado por méritos propios estar entre nuestras ciudades preferidas.

 

Enlace permanente a este artículo: http://toni-porelmundo.com/2013/04/singapur-indonesia-2012-dia-2-chinatown-little-india-y-arab-street/

Sep 11 2012

SINGAPUR E INDONESIA 2012: Introducción y ficha del viaje

A veces, para poder disfrutar de la mejor manera de algo, primero hay que sufrir un poco para conseguirlo. Teniendo en cuenta esta base, creo que Singapur & Indonesia es de los viajes que sin duda más he disfrutado, pues desde su gestación allá por el mes de Mayo, no paró de dar problemas y dolores de cabeza (por temas de pasaporte de mi pareja que ya os contaré) hasta que cogimos el último vuelo de regreso a casa. Problemas que se convirtieron en situaciones realmente difíciles en el transcurso del viaje y que nos hicieron llegar a pensar que el desarrollo del mismo, corría peligro. Finalmente todo salió bien y, pese a perder un par de días y algo de dinero, pudimos disfrutar de dos destinos espectaculares que tuvieron muchísimo por ofrecernos.

Pese a que teníamos planificados 3 días en Singapur antes de saltar a Indonesia, un percance nos hizo alargar nuestra estancia 3 días más. Demasiados días para una ciudad-estado que, por otra parte, nos dejó maravillados. La mezcla de indios, malayos, y chinos que hay en la ciudad produce una multiculturalidad en perfecta convivencia que jamás había visto en otro lugar. Quizá fue eso lo que más me gustó. Pero Singapur tiene mucho más. Un impresionante skyline, un orden y limpieza que las autoridades llevan a rajatabla (la llaman la ciudad de las multas), modernidad, una población educada y amable, sus barrios históricos de China Town y Little India…

Y luego vino Indonesia, y eso ya fueron palabras mayores. El país de las 17.000 islas es un archipiélago de culturas , razas y religiones de todo tipo. Nosotros nos quisimos centrar en las islas de Java y Bali, pues sólo teníamos dos semanas para recorrer el país y no queríamos abarcar mucho para apretar poco. Aterrizamos en la isla de Java, donde visitamos su capital cultural, Yogyakarta, dos de los templos más impresionantes de todo el país (Borobudur y Prambanan), y unos impresionantes volcanes activos que nos pusieron la piel de gallina: Bromo e Ijen.

Tras Java, cruzamos en ferry a Bali. Y que decir de Bali… Pues que todo lo bueno que hablan de ella es cierto. Bueno todo no, las playas no son tan paradisíacas como todos imaginábamos. De Bali hay que quedarse con el interior de las isla, con su especial cultura, su espiritualidad, sus increíblemente verdes arrozales, sus mil y un templos… y su gente, sobretodo su gente. Pero en este punto incluyo también a los javaneses. Creo no equivocarme cuando afirmo que es la gente que mejor me ha tratado de los 25 países que he visitado hasta la fecha. Siempre sonrientes, amables, serviciales… la verdad es que volvemos enamorados de los indonesios.

Finalmente cruzamos a la isla de Lombok para descansar y playear en la pequeña isla de Gili Trawangan, realmente paradisíaca y con unos fondos marinos para hacer snorkel de escándalo.

Y no quiero extenderme más, el resto queda ya para los futuros relatos. Os dejo con los datos prácticos del viaje.

FICHA DEL VIAJE:

 

DESTINO: Singapur e Indonesia.

DURACIÓN Y FECHAS: 21 días de viaje, del 07/08/2012 al 28/08/2012.

VIAJEROS: Natalia y Toni.

ITINERARIO / RUTA:

  • DÍA 1: Singapur
  • DÍA 2: Singapur
  • DÍA 3: Singapur
  • DÍA 4: Singapur
  • DÍA 5: Singapur
  • DÍA 6: Singapur. Vuelo a Jakarta.
  • DÍA 7: Java: Vuelo a Jogjakarta. Visita de la ciudad.
  • DÍA 8: Java: Borobudur y Prambanan.
  • DÍA 9: Java: En ruta hacia Mount Bromo.
  • DÍA 10: Java: Parque Nacional de Gunung Bromo. En ruta hacia el volcán Ijen.
  • DÍA 11: Java: Ascensión a Kawah Ijen. Ferry a Bali y llegada a Ubud.
  • DÍA 12: Bali: Ubud.
  • DÍA 13: Bali: Goa Gajah, Tegallallang, Gunung Kawi.
  • DÍA 14: Bali: Pura Ulun Danu, Pura Taman Ayun, Arrozales de Jatiluwih y Tanah Lot.
  • DÍA 15: Bali: Pura Kehen, Penglipuran, Ubud.
  • DÍA 16: Gili Trawangan.
  • DÍA 17: Gili Trawangan.
  • DÍA 18: Gili Trawangan.
  • DÍA 19: Bali: Kuta.
  • DÍA 20: Bali: Pura Ulu Watu, playa de Jimbaran, Kuta.
  • DÍA 21: Singapur y retorno a casa.


Ver Ruta Singapur e Indonesia 2012 en un mapa más grande

TRANSPORTES:
El transporte por Indonesia es quizá uno de los puntos más flacos del viaje. Tiene una mala fama bien merecida: las carreteras son en general bastante malas, la conducción caótica, y los retrasos e impuntualidad están a la orden del día. Por no hablar de las aerolíneas del país, que no tienen permiso de la U.E. para volar a Europa por no cumplir con todos los requisitos de seguridad. Pese a estos inconvenientes, no habrá mayores problemas para llegar a los lugares que uno se proponga bien sea en avión (la opción más eficaz tratándose de un archipiélago), ferry, o transporte terrestre.
Singapur es otro mundo, no hay transporte de larga distancia pues se trata de una ciudad, pero todo el transporte urbano funciona a la perfección.
Nosotros utilizamos los siguientes medios para movernos por estos destino:
  • Avión: Vuelo internacional, ida y vuelta, Barcelona – Frankfurt – Singapur con Lufthansa. Desde Singapur volamos a Jakarta con enlace aéreo a Yogyakarta. Por último usamos un Bali – Singapur para conectar con nuestro vuelo de regreso a casa. Todos los vuelos a o desde Indonesia fueron con Air Asia, la low cost asiática. Mucho tiene que envidiarle Ryanair…

    • Taxi: Los usamos en Singapur, Yogyakarta y en Kuta, Bali. En Singapur su precio es medio-alto, funcionan con taxímetro, y la verdad es que para moverse por la ciudad no convienen, pues el metro es eficaz y mucho más barato. Nosotros lo utilizamos para desplazarnos a lugares algo alejados como la reserva natural Bukit Timah. En Yogyakarta son la mejor opción, por algo así como  2,5 Euros puedes cruzar la ciudad de lado a lado. Por último, los taxis en Bali se concentran en el sur de la isla. Generalmente funcionan con taxímetro a no ser que los contrates para hacer alguna excursión en la que tengan que esperarte. De ser así, hay que negociar un precio. Para el resto de la isla, los “taxi” son conductores que pueden llevarte a cualquier punto de Bali por un precio previamente negociado. Contratar un conductor para todo un día debería rondar entre las 300.000 y las 400.000 IDR.
    • Metro: Tan sólo lo utilizamos en Singapur pues en el resto de lugares no había. La verdad es que es rápido, eficaz, limpio y económico. La mejor manera de moverse por la ciudad. Como curiosidad, al comprar el billete sencillo debes pagar un depósito extra de 1 SD que al finalizar el trayecto se reembolsa devolviendo el billete.
    • Bus: Lo utilizamos en Singapur para acercarnos al alejado Zoo de la ciudad para visitar el Night Safari. También en Bali alquilamos un minibus junto a unos turistas italianos para que nos llevase desde el ferry procedente de Java hasta Ubud.
    • Ciclorickshaw: Una opción muy pintoresca de desplazarse por el caótico tráfico de Yogyakarta. Puede ser una experiencia muy divertida.

    • Jeep: Fue el transporte que nos llevó hasta el mirador para ver las vistas del parque Gunung Bromo y posteriormente al cráter del volcán.
    • Miniván: Es el transporte que utilizamos en Indonesia para los desplazamientos largos. Por ejemplo para hacer la ruta de los volcanes Bromo e Ijen, para visitar los templos de Borobudur y Prambanan, o para hacer excursiones por Bali. Se contratan en cualquiera de las muchas agencias turísticas y se va con otros turistas al lugar contratado.
    • Moto: Alquilamos una scooter en Bali para recorrer los alrededores de Ubud y la verdad es que nos encantó   la experiencia. La señalización no es muy buena, pero se acaban encontrando los lugares. Por la libertad que da, nos parece una excelente forma de descubrir la isla, aunque no exenta de riesgo. El alquiler de la moto nos costaba unas 50.000 IDR al día.

  • Ferry: Fue el medio que utilizamos para cruzar de la isla de Java a la de Bali. Me parece que el importe rondaba 1 Euro. El desplazamiento duró en torno a una hora.
  • Fastboat: Se trata del medio que utilizamos para llegar de Bali a las islas Gili. Son barcos rápidos que hacen el trayecto en 90 minutos. La otra opción de llegar a las Gili es un ferry a Lombok y posterior desplazamiento a las islas pero, pese a que es mucho más económico, te lleva casi un día entero todo el recorrido. El barco rápido nos salió por 600.000 IDR por cabeza, ida y vuelta. Ojo, porque las tarifas que ofrecen por Internet o si no tienes ganas de regatear, son el doble de caras.Nosotros lo hicimos con la compañía Marina Srikandi, que tuvo retraso de más de una hora en la vuelta. Si no eres muy amigo del agua, este transporte puede resultar bastante fatigoso, sobretodo si el mar está picado como nos pasó a nosotros a la vuelta. La contratación de este transporte incluye buses lanzadera al destino que se elija dentro de Bali.
ALOJAMIENTO:
    • Fragrance Hotel Emmerald (Singapur): Está ubicado en el distrito de Geylang, a unas tres paradas de metro del centro de Singapur. Se trata de un barrio donde se puede apreciar como viven realmente sus ciudadanos, lejos de los altos rascacielos de cristal. Nos costó unos 45 Euros la noche al cambio. La habitación estaba bastante bien y limpia. WIFI de pago. Recomendable por precio, pues el alojamiento en Singapur se dispara mucho. Sin Desayuno.
    • Hotel Lex (Singapur): Fue nuestro “alojamiento de emergencia” en Singapur tras quedarnos en tierra sin poder volar a Indonesia. Una verdadera ponzoña. Se trata de un hotel chino, las habitaciones huelen a humedad y son de lo más cutre que he visto. El recepcionista se pasaba el día durmiendo en sus silla y había que despertarlo para cualquier consulta. No os doy más datos puesto que si os lo recomendara, me convertiría en vuestro peor enemigo.
    • Cakra Kusuma Hotel (Yogyakarta, Java): Buen hotel, mala ubicación. Demasiado alejado del centro (10-15 minutos en coche) aunque con lo baratos que salen los taxis no resultó mayor problema. Habitaciones amplias y limpias, desayuno buffet incluído, piscina y WIFI gratis. Unos 20 Euros la noche.
    • Budy’s Homestay (Cemoro Lawang, Java): Fue el hotel que nos tocó en la excursión contratada para el Mount Bromo. Si algún día contratáis la excursión, rogad que no os lleven a ese sitio. Habitaciones espartanas y baño compartido infernal. Menos mal que sólo dormimos 4 horas allí. Eso sí, cuando amaneció y vimos donde estaba ubicado, flipamos. A 50 metros de unas vistas geniales de los volcanes.
    • Arabica Homestay ( Alrededores volcán Ijen, Java): Muy del estilo del anterior. Hoteles de paso para dormir 4 horas y hacer las excursiones.
    • Kutuh Tirta Arum Guesthouse (Ubud, Bali): Sin duda alguna, el mejor hotel de todo el viaje y de los mejores en los que he estado. Se trata de una casa tradicional balinesa con una entrada impresionante. Todas las habitaciones tienen terraza o balcón que dan a un jardín espectacular. Habitaciones amplias y tradicionales. Wifi gratis y desayuno incluído que te servían cada mañana en la terracita. El encargado, Riam, es un personaje super atento y que intentará facilitar tu estancia al máximo. Su ubicación es muy cercana a JL Ubud, la calle principal junto a Monkey Forest Rd. Como pega, que no tiene piscina. Nos costó “la friolera” de 35 Euros por noche. MUY recomendable.

  • Coral Beach Pizza Cottages (Gili Trawangan, Lombok): Bungalows de madera a escasos 30 metros de la playa. Están un poco alejados de toda la zona de restaurantes y bares de la isla. La playa que tiene en frente está atestada de restos de coral, con lo que es complicado y doloroso para los pies bañarse, aunque esto es una tónica en toda la isla. Si volviera a Gili, quizás elegiría otro sitio más próximo al bullicio. Para quien busque tranquilidad, puede estar bien. Los empleados son chicos jóvenes que están más por la broma (de buen rollo), que por servirte eficientemente. Nos salió a 22 Euros la noche con desayuno incluído. WIFI gratis.
  • Sapta Petala Hotel (Kuta, Bali): Fue un hotel que reservamos sobre la marcha y la verdad es que no estuvo nada mal. Hay que caminar unos 10 minutos para llegar al bullicio del centro de Kuta y la playa, pero a su favor diré que está en una zona tranquila y poco turística. La ubicación es excelente si se tiene que coger algún vuelo, pues está a escasos 10 minutos del aeropuerto que, por otra parte, está casí encajonado en la ciudad. Habitación amplia y decente, aunque el baño es muy mejorable. 25 Euros la noche con desayuno incluído, que te sirven en la terraza de la habitación. WIFI gratis, pero no en las habitaciones. Recomendable para un presupuesto ajustado.
VISADO / DOCUMENTACIÓN: Para Singapur no se requiere visado, te presentas con el pasaporte en el punto de control y te ponen el sellito para 30 días. Indonesia dispone de VOA (visa on arrival) en los aeropuertos principales. Es decir, que el visado (por 30 días) te lo hacen una vez llegas al aeropuerto pagando una tasa de 25 Dólares. Si se entra por otros puntos mejor consultar o llevarlo hecho de la embajada. Ambos destinos exigen que el pasaporte sea válido al menos 6 meses después de la entrada al país. Ojo con la entrada de tabaco y chicles en Singapur, hay que declararlos.
[notice]¡ATENCIÓN! Para todos aquellos que quieran viajar con pasaporte de emergencia a Indonesia. Estáis advertidos de que NO se puede entrar al país con la Visa  on Arrival. Hay que ir con un visado previo expedido en la embajada. Mi pareja viajaba con pasaporte de emergencia, y nos quedamos colgados en Singapur porque no nos dejaron coger el vuelo a Jakarta por este motivo. Tuvimos que esperar dos día en la ciudad (era sábado y la embajada estaba cerrada :() y el lunes recurrir a una agencia de viajes que nos hizo el visado en unas horas, pero a precio de oro.[/notice]

 

VACUNAS: No es obligatoria ninguna vacuna para visitar Indonesia, ni mucho menos Singapur, aunque si que son recomendables algunas (como la de la malaria) según la zona que se visite. Para más información, consultar un Centro de Vacunación Internacional.
IDIOMA: En Singapur las lenguas oficiales reflejan la multiculturalidad de la ciudad-estado. Son las siguientes: Inglés, Malayo, Chino mandarín y tamil. No hay problema para defenderse en inglés, pues fue colonia británica muchos años y la gente lo habla con bastante solvencia.
En cuanto a Indonesia, el idioma oficial es el indonesio o “bahasa indonesio”. Realmente se trata del idioma nativo de una minoria indonesia, pero con la independencia del país en el año 1945, se instauró como oficial. Sin embargo, al tratarse de un archipiélago tan extenso, en el país realmente se hablan centenares de lenguas y dialectos diferentes, según en la isla donde estés. En indonesia ya es algo más complicado el uso del inglés, aunque en zonas turísticas siempre se encontrará a alguien que te entienda. El indonesio parece bastante complicado, así que nos conformamos con aprender cuatro expresiones básicas como por ejemplo dar las gracias: ¡Terima kasih!
COMIDA: De Singapur se dice que es el mejor sitio del mundo para probar gastronomía asiática, y puede ser verdad pues en los concurridos “Food Centers” se puede probar platos chinos, indios, tailandeses, malayos, koreanos… a muy buen precio. No hay ningún plato autóctono, sinó una gran cantidad de recetas de distintas culturas.
En Indonesia os hartaréis de comer Nasi Goreng y Mie Goreng. El Nasi Goreng es uin arroz frito salteado con verduras y en ocasiones pollo, gambas o huevo, que está para chuparse los dedos. El Mie Goreng son fideos fritos salteados con verduras, también delicioso, y muy parecido al famoso Pad Thai Tailandés. También encontraréis el Chicken Satay, un pincho de pollo bañado en crema de cacahuete que a mi personalmente no me gustó demasiado. Estos tres platos y alguno más (como el chicken curry) es lo más recurrente en las cartas de cualquier restaurante turístico o “warung” (restaurante local). La cerveza indonesia es la Bintang y, que os va a decir un cervecero como yo, pues que está buenísima!

SEGURIDAD: Uno de las grandes ventajas que tiene Asia para viajar es la seguridad. Nos sentimos totalmente seguros en ambos países durante todo el viaje, aunque nunca hay que perder las precauciones básicas que nos indica el sentido común. Lo único que podría remarcar es la seguridad vial en Indonesia, hicimos trayectos largos en furgoneta y la circulación y adelantamientos son de vértigo.
MONEDA: La moneda de Singapur son los Dólares de Singapur (SGD). En el momento de nuestro viaje el cambio estaba a 1 Euro = 1,56 SGD.
En cuanto a Indonesia, su moneda es la Rupia Indonesia (IDR). La equivalencia en el momento de nuestro viaje era de 1 Euro = 11.500 IDR. Hay billetes de 1.000, 2.000, 5.000, 10.000, 20.000, 50.000 y 100.000 IDR, mientras que las monedas, de escaso valor para el turista que provenga de Europa, se dividen en tramos entre los 50 y las 1.000 IDR. Al haber tanta diferencia en el cambio, el viajero se verá con algún millón que otro de rupias en el bolsillo y la cartera repleta de billetes, una situación sin duda curiosa.

PRESUPUESTO: 2.000 Euros por persona, aproximadamente (sin contar los gastos derivados del percance que tuvimos en  el aeropuerto con el pasaporte).
Precios por persona:
Vuelo ida/vuelta Barcelona – Singapur: 695 Euros.
Vuelo internos Singapur – Jakarta: 53 Euros.
Vuelo Interno Jakarta – Yogyakarta: 92 Euros.
Vuelo Interno Bali – Singapur: 76 Euros.
Alojamiento: 610 Euros.
Transporte, comidas, entradas, souvenirs y resto de gastos: 475 Euros.
* Singapur es una ciudad en la que te puedes dejar bastante dinero si no se va con cuidado. En cambio, Indonesia es de los países más baratos del S.E. asiático.
—————————————————————————————————————
Y esto es todo en cuanto al capítulo introductorio del viaje. Próximamente, el diario del viaje. Recordaros que podéis seguir cualquier novedad de “Toni por el mundo” en mis perfiles de Facebook y Twitter.
¡Saludos!

 

Enlace permanente a este artículo: http://toni-porelmundo.com/2012/09/singapur-e-indonesia-2012-introduccion-y-ficha-del-viaje/

Ago 06 2012

Ruta y expectativas de Singapur e Indonesia 2012

LA RUTA

 

Apenas quedan unas  horas para que pongamos rumbo a Singapur e Indonesia y la impaciencia por recorrer esas tierras hace tiempo que se ha apoderado de mí.

Desde que hace más de un mes decidiéramos perdernos en verano por estos dos destinos, no he parado de hacer cábalas y elocubraciones sobre posibles rutas, visitas imprescindibles, y tipo de viaje que queríamos hacer.

Al tan sólo contar con unas tres semanas (menos 3 días dedicados a Singapur) decidimos finalmente centrarnos en las islas de Java y Bali, con una extensión final de relax total a las pequeñas Gili. Para futuros viajes a Indonesia quedarán Sulawesi, Borneo, Flores, Sumatra…entre muchos otros interesantes destinos indonesios. Y es que la inabarcable Indonesia tiene para muchos viajes…

Dicho lo cual la ruta quedaría de la siguiente manera, siempre abierta a improvisaciones:

 

      • Día 1 (8/8): Llegada a Singapur.
      • Día 2(9/8): Singapur
      • Día 3 (10/8): Singapur
      • Día 4 (11/8): Vuelo a Yakarta. Traslado en tren a Yogyakarta.
      • Día 5 (12/8): Yogyakarta y Prambanan
      • Día 6 (13/8): Yogyakarta y Borobudur
      • Día 7 (14/8): ¿Excursión a la meseta de Dieng? (Este día aún no lo tenemos claro)
      • Día 8 (15/8): Traslado a Mount Bromo
      • Día 9 (16/8): Mount Bromo y traslado al volcán Kawah Ijen
      • Día 10 (17/8): Ascensión a Kawah Ijen y traslado a Bali
      • Día 11 (18/8): Bali
      • Día 12 (19/8): Bali
      • Día 13 (20/8): Bali
      • Día 14 (21/8): Bali
      • Día 15 (22/8): Bali
      • Día 16 (23/8): Islas Gili
      • Día 17 (24/8): Islas Gili
      • Día 18 (25/8): Islas Gili / Lombok
      • Día 19 (26/8): Lombok
      • Día 20 (27/8): Lombok y regreso a Bali
      • Día 21 (28/8): Vuelo a Singapur y retorno a casa


Ver Singapur e Indonesia 2012 en un mapa más grande

EXPECTATIVAS

 

La verdad es que para este viaje son altas, muy altas. Tanto que podría ser fácil cierta decepción, pero he oído hablar tan bien de ambos destinos que el que se de esta situción parece complicado.

De Singapur esperamos una urbe moderna, cosmopolita y multicultural. Un lugar con el que empezar a adaptarse de una manera suave a lo que nos espera en Indonesia. Serán dos días y medio explorando la ciudad e intentando descubrir todo lo que tiene por ofrecernos. Será, sin duda, un genial aparitivo.

Y luego llegará el plato fuerte, Indonesia.

Cruzaremos Java dirección Este y nos empaparemos de sus impresionantes templos, tanto hinduístas (Prambanan) como budistas (Borobudur). Disfrutaremos también de su capital cultural, Yogyakarta, lugar dónde le tomaremos el primer pulso al país. Java también nos ofrecerá una muestra de su Naturaleza, con las visitas a dos de sus muchos volcanes, como son Bromo y Kawah Ijen.

Luego vendrá Bali, de la que esperamos nos fascine simplemente con su magia. Lejos de las playas (que no son tan paradisíacas como todo el mundo piensa) nos ubicaremos en su interior, en la población de Ubud. De ahí probablemente alquilaremos una moto para hacer diversas excursiones e ir descubriendo la isla, con especial atención a sus innumerables templos y sus increíblemente verdes paisajes y arrozales.

La fase final del viaje transcurrirá entre la vecina isla de Lombok, en la que intentaremos huir un poco de la masificación turística balinesa, y las tres diminutas islas Gili. Para los tres día en las Gili tenemos muy claro lo que hacer: descanso y relax. Bueno, y también un poco de snorkell para ver si logramos avistar alguna tortuga marina.

Bien descansados, tocará comerse de nuevo las innumerables horas de vuelo que nos separarán de Barcelona,  pues el viaje habrá tocado a su fin.

Esto ya está en marcha, iremos dejando rastro tanto por Facebook como por Twitter.

Un abrazo

 

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://toni-porelmundo.com/2012/08/ruta-y-expectativas-de-singapur-e-indonesia-2012/

Jun 13 2012

Y en Agosto nos vamos a… ¡Singapur e Indonesia!

Ha sido una larga espera hasta que le concedieron las vacaciones a mi pareja, momento en el que sabíamos perfectamente qué días exactos podríamos perdernos por cualquier rincón del planeta este verano.

Hace una semana llegó la confirmación como agua de mayo y, una semana después, ya tenemos destino.

Desde un primer momento quería repetir con Asia pues mis últimas experiencias en  China y Tailandia fueron más que enriquecedoras. Así que estaba claro el lado del globo, pero no tanto el destino concreto. Eso ya dependería del importe de los billetes de avión que, en pleno agosto, me daban bastante miedo.

Finalmente, conseguimos un buen precio con Lufthansa, que nos llevaría el 7 de Agosto hasta Singapur con escala en Frankfurt. El importe del billete no llegó a 700 Euros por cabeza así que, para ser Agosto, podemos considerarnos afortunados.

Singapur es una ciudad-estado enclavada en un lugar estratégico del sudeste asiático y, como se ve en 2-3 días como mucho, la idea era enlazar con otro país del sudeste asiático que sería nuestro destino final. Finalmente, y tras descartar lugares maravillosos como Laos, Myanmar, Camboya, Viertnam o Malasia, nos decantamos por Indonesia. Un vuelo Singapur – Yakarta con Airasia por 50 Euros, nos ayudó a ello.

De esta manera, tras algún que otro trámite (mi pareja tuvo que pedir el pasaporte argentino de emergencia para cuadrar con la validez de 6 meses hasta la caducidad que te exigen ambos países) y una agoniosa espera, podemos gritar a los 4 vientos que… ¡Este verano nos vamos a Singapur e Indonesia!

Las posibles rutas ya han comenzado a gestarse en nuestra cabeza, y empezamos a tener claro que no vamos a pretender abarcar grandes recorridos en las 3 semanas que estaremos. De esta manera, tras un par de días visitando Singapur, volaremos a Yakarta para descubrir la isla de Java. En ella probablemente visitaremos Yogyakarta, Prambanan, Borobudur y Bromo, haciendo ruta de oeste a este. Una vez en el extremo oriental de la isla, está claro que cruzaremos a Bali. Dependiendo de lo mucho que tenga por ofrecernos la isla, ya miraremos otras opciones como visitar Lombok y las Gili, o quizá volar a Sumatra para ver orangutanes. Indonesia es inabarcable, y las opciones son casi infinitas.

Tic tac tic tac… No quedan ni dos meses para que emprendamos una aventura que promete, y mucho. Un tiempo que utilizaremos para culminar preparativos y empezar a hacernos la boca agua con todo lo que se nos presenta por delante hasta que, el día 28 de Agosto, debamos regresar.

Un saludo!

 

 

 

 

Enlace permanente a este artículo: http://toni-porelmundo.com/2012/06/y-en-agosto-nos-vamos-a-%c2%a1singapur-e-indonesia/