Entradas correspondientes a la etiqueta 'Skofja Loka'

Mar 10 2016

En ruta por Eslovenia: Las cuevas de Skocjan, el castillo de Predjama, y Skofja Loka.

Una de las ventajas de hacer una ruta en coche por Eslovenia es que el país es relativamente pequeño, con lo que en poco tiempo uno puede desplazarse por los lugares de interés más destacables. En nuestro segundo día, teníamos pensado hacer un itinerario por el centro del país que iba a acabar, ya al final de la tarde, en el precioso lago Bled.

Nuestra primera parada iban a ser las cuevas de Skocjan, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, unas galerías subterráneas con increíbles formaciones calcáreas, tanto estalactitas, como estalagmitas.

Llegamos en apenas media hora desde Ankaran, lugar en el que habíamos pasado la noche. En la entrada ya había una cola de gente considerable, y eso que habíamos llegado bastante temprano. De las tres rutas a elegir, escogimos la que transcurre paralela al río por el cañón, y que tiene una duración aproximada de dos horas. Tras abonar la entrada, nos encaminamos con un breve paseo hasta el acceso de las galerías.

Camino hacia la entrada de las cuevas

 

En su interior, nos deleitamos con unas maravillosas formaciones calcáreas, nunca habíamos visto algo similar en cuanto a tamaño y belleza. Lástima que no se pudieran tomar fotografías en el interior, pues hubiesen quedado de maravilla. El tramos final del recorrido, tras visitar salas con estalactitas y estalagmitas increíbles, transcurre a lo largo del cañón formado por un pequeño río, atravesando algunas pasarelas colgantes de vértigo.

Salida de las cuevas de Skocjan

 

Patrimonio UNESCO

 

El río Reka forma la impresionante gruta

 

Cuevas de Skocjan

 

Acabado el recorrido, salimos de nuevo a la luz exterior y nos encaminamos de nuevo hacia el centro de visitantes, donde nos tomamos un café calentito para quitarnos el frío que llevábamos encima.

De las cuevas de Skocjan pusimos rumbo al castillo de Predjama, a escasa media hora en coche. Por el camino pasamos por delante de otras famosas cuevas, quizá más que las de Skocjan, las cuevas de Postonja. Éstas son quizá más accesibles y turísticas, pero menos auténticas y bellas que las de Skocjan. Al menos eso es lo que se dice, pues nosotros solo vistamos la primera, y la verdad es que fue espectacular.

Llegamos al Castillo de Predjama, una fortaleza que parece empotrada en una pared de roca. Lo está así por motivos defensivos, pues de esta manera era casi inexpugnable. La verdad es que nos limitamos a observar la curiosa fortaleza desde su exterior, pues es lo que la hace especial, y ya que su interior no prometía grandes emociones.

Castillo de Predjama

 

Castillo de Predjama

 

Junto a la entrada del castillo

 

Comimos en un restaurante situado muy cerca del castillo, y con unas excelentes vistas a éste. Entre el goulash y los gnocchi, ambos bastante típicos de la zona, nos pusimos hasta arriba de comida para de esta manera coger energías para seguir en ruta.

La lluvia nos estaba acompañando durante todo el día y de manera intensa así que subimos de nuevo al coche empapados para poner rumbo al siguiente punto de nuestra ruta, la población de Skofja Loka.

Skofja Loka

 

Se trata de una típica población eslovena, bastante pintoresca y que nos pillaba de camino en nuestra ruta hacia Bled, así que paramos a hacerle una visita. El pueblo tiene un aire medieval que le da un especial encanto, sobretodo por su gran estado de conservación. No pudimos pasear muy a gusto, pues la lluvia continuaba haciendo acto de presencia, así que nos refugiamos en una de las cafeterías de su plaza principal. Cuando escampó un poco, nos asomamos al puente sobre el río que cruza Skofja Loka, sin duda el lugar más pintoresco de la pequeña población a los pies de la fortaleza que domina el paisaje.

Paseando por Skofja Loka, un típico pueblo esloveno

 

Callejuela medieval de Skofja Loka

 

Rincón de Skofja Loka

 

Tras pasear algo más por las estrechas callejuelas, volvimos a nuestro coche de alquiler para seguir camino y completar la ruta.

Alrededores de la población

 

En otros 30 minutos alcanzamos por fin Bled, la población al borde del lago de mismo nombre, y sin duda el lugar más bonito de toda Eslovenia.

Nos alojamos en nuestro hotel y cenamos en una pizzería cercana. De vuelta al hotel y gracias a la ayuda del amabilísimo encargado, planificamos las actividades que íbamos a llevar a cabo al día siguiente, todas por la zona. Habíamos llegado al punto cúlmen de nuestra ruta por Eslovenia, y estábamos emocionados por ver lo que ese bonito rincón del país tenía por ofrecernos.

 

TIPS

 

  • El precio de la ruta “clásica” de las Cuevas de Skocjan, la que transcurre por el interior del cañón, es de 16 Euros. La visita dura unas dos horas.

  • Las cuevas de Potonja, también famosas pero que no visitamos, están a escasos 30 minutos en coche desde las de Skocjan, con lo que son visitables las dos en el mismo día.

  • Skofja Loka es una población bastante pequeña, con lo que en un par de horas es posible pasear por ella y ver lo más remarcable de la población.

  • Si vuestra ruta por Eslovenia os lleva al castillo de Predjama sobre la hora de comer, podéis hacerlo en Gostilna Pozar, un restaurante a los pies del castillo donde podréis degustar los calóricos platos de la cocina eslovena.

 

UBICACIÓN

 

Enlace permanente a este artículo: http://toni-porelmundo.com/2016/03/en-ruta-por-eslovenia-las-cuevas-de-skocjan-el-castillo-de-predjama-y-skofja-loka/